La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró las negociaciones de este miércoles en rojo. La plaza accionaria local cedió por tercera jornada consecutiva en una extensión de la toma de utilidades que comenzó el lunes, tras haber cerrado el viernes su mejor semana desde junio, con una racha de cinco días de avances al hilo.

El referencial índice S&P/BMV IPC, compuesto por las 36 acciones con mayor liquidez en el mercado mexicano, concluyó la jornada con un retroceso de -0.46%, a un nivel de 45,740.15 puntos y un volumen de 180.4 millones de títulos. En la Bolsa Institucional de Valores (Biva) el FTSE BIVA cayó -0.49% hasta 938.77 puntos.

S&P/BMV IPC

Este retroceso en el mercado local se debe principalmente a la extensión de un movimiento correctivo luego de que el S&P/BMV IPC alcanzó el viernes de la semana previa un máximo de 46,925.06 puntos, no visto desde el 7 de noviembre de 2018, afirmó en una nota Gabriela Siller, la directora de Análisis de Banco Base.

Al interior del índice bursátil se registraron pérdidas en 24 de las 36 emisoras, lideradas por algunas de las que más habían ganado en días previos, como Alsea (-4.97%), GAP (-3.62%), Grupo Carso (-3.59%) y Orbia Advance (-3.31%). "Esto evidencia que el índice S&P/BMV IPC atraviesa un periodo correctivo", añadió Siller.

jose.rivera@eleconomista.mx