El índice S&P 500 mostró su potencial de alza, al pasar de 3,200 a 3,500 en su nivel al cierre del año, según la mediana calculada en la encuesta ANATEC-AMIB desrrollada en exclusiva para El Economista.

“El muestreo de los analistas técnicos respecto a sus proyecciones para el cierre del 2020, comparado con la muestra anterior, donde prevalecía todavía una mayor incertidumbre . En general, se  factoriza una menor volatilidad en los mercados, destacando la esperanza un cierre fuerte de el índice S&P casi 9% arriba de la muestra anterior, lo cual es muy significativo en términos de positivismo, un relevante cambio de tendencia de corto plazo”, dijo Javier Bernal, director de Mercado de Dinero Grupo Financiero Monex.

 “En cuanto a las tasas de interés, tanto en México como en Estados Unidos, está marcada la presión de alza de tasas en 10 años, respecto de la muestra anterior”, concluyó Bernal.

Benjamín Álvarez, CI Banco

“Desde las 45,903 unidades registradas el pasado 20 de enero de 2020 (nivel máximo en el año), al cierre del 23 de marzo el S&P/BMV IPC acumuló un retroceso de 28.19 por ciento. En el mismo periodo de comparación, 34 emisoras de las 35 que actualmente conforman al índice registraron balances negativos en promedio de 32.05%. Sin embargo, desde el 23 de marzo al cierre del 03 de noviembre de 2020, el índice acumuló un rendimiento de 13.66%, colocándose a tan sólo 5.6 puntos porcentuales de habilitar una señal técnica conocida como mercado en compra (Bull Market).

Para habilitar esta señal, el IPC deberá superar los 39,560 puntos, nivel no visto desde el pasado 08 de junio. Las señales técnicas que juegan a favor de que el índice concrete este movimiento antes de que concluya el año son: 1. El posible cruce positivo de los promedio móviles simples de 100 y 200 días (actualmente la diferencia entre ambos es de 624 puntos); 2. Que el IPC respete un soporte clave trazado sobre las 36,200 unidades; y 3. El Índice de Fuerza Relativa de 14 días (RSI por sus siglas en inglés) del IPC y del 71% de sus componentes se encuentra en zona neutral, mientras que el 29% restante se encuentran en zona de sobreventa, por lo que se concluye que el mercado en su conjunto acumula fuerza suficiente para completar el movimiento”.

Manuel Gómez Palestino (MGP), análisis técnico independiente

¿Qué gana un inversionista que utiliza el Análisis Técnico? El movimiento de los mercados y sus valores son diagnosticados al estudiar los precios plasmados en una gráfica en un tiempo determinado, donde se estudian y se identifican los distintos patrones de precios.

CEl objetivo, por un lado, es observar cuando los precios se mantienen dentro de una clara tendencia, validando las señales de continuación de esa fuerza y dirección para poderla seguir y apostar por ella, mientras que, por el otro lado, el trabajo es descubrir el momento justo cuando el ritmo de la actividad de los precios varía y aparecen las señales que marcan un cambio o rompimiento de esa dirección y se pierde la tendencia de esos precios. 

Cuando se encuentran buenas figuras y señales de continuación de la tendencia, el 70% de las probabilidades está a favor de que dicha tendencia se mantenga y al ser recurrentes las señales, el porcentaje se incrementa.

Otro trabajo es encontrar los puntos de inflexión entre compradores y vendedores.   Se unen los puntos de hasta donde subió en repetidas ocasiones para traza la línea de Resistencia (señal de venta) y por el otro lado, se localizan los puntos de hasta donde bajó para trazar la línea de Soporte (señal de compra).

patricia.ortega@eleconomista.mx