Este martes se realizó el primer debate entre los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump y Joe Biden, tras el que analistas no consideran que haya sido concluyente para cambiar la tendencia actual de los mercados estadounidenses.

“El ambiente se antojaba volátil luego de la resiente filtración de la información fiscal del todavía presidente Trump, quien supuestamente habría pagado el equivalente a 750 dólares anuales por concepto de impuestos en los últimos ejercicios. Sin embargo, y pese a los esfuerzos de Joe Biden por subrayar las profundas contradicciones y errores de la actual administración, el resultado final del debate estuvo lejos de mostrar sorpresas lo suficientemente inesperadas como para cambiar de forma significativa la actual trayectoria de los mercados financieros, por lo que si bien esperamos cierto repunte en la volatilidad, esta sería consecuencia de la cercanía de los comicios más que de un “golpe” mediático producto de lo mostrado en este evento”, dijeron los analistas de Black Wallstreet Capital en un reporte diario para inversionistas.

Los especialistas destacaron que el debate se veía como una de las confrontaciones más importantes de los últimos años entre los contrincantes a la presidencia estadounidense, cuyos comicios se celebrarán en noviembre, debido a la pandemia y la crisis económica que ha provocado en el mundo.

En la jornada, los índices estadounidenses operan con ganancias. El Nasdaq gana 1.05% cerca del mediodía a 11,201.76 puntos, el Dow Jones avanza 1.58% a 27,887.01 puntos, y el S&P 500 muestra una expansión de 1.15& a 3,373.94 puntos, según cifras de Refinitiv.

Por su parte, Paul Donovan, Chief Economist de UBS Global Wealth Management, expresó ayer en su informe diario que los inversionistas podrían dormirse tras debate, comentario que mantiene tras haberse realizado este.

“Quizás el único punto que vale la pena mencionar es que el debate puede haber aumentado las expectativas de un resultado electoral impugnado. Los inversores internacionales se han preparado para tener opiniones extremas sobre este tema (del mismo modo que tuvieron opiniones extremas sobre el futuro de la zona del euro en el pasado). Dada la importancia de los inversores internacionales para los mercados estadounidenses, esto puede agregar volatilidad en torno a las elecciones”, refirió Donovan.

Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base comenta que Trump es considerado un candidato pro-mercado, mientras que Biden se ha pronunciado en contra de medidas fiscales que actualmente benefician a empresas grandes.

“De elevarse la probabilidad de que Biden gane las elecciones, se observarían ajustes a la baja en las valuaciones de empresas que cotizan en el mercado bursátil”, apuntó la especialista de Banco Base.