Al igual que su competencia, Soriana se enfrenta a una economía en desaceleración con un consumo muy afectado, asegura un análisis de Signum Research.

Agrega que ante dicho entorno, la empresa ha enfocado sus esfuerzos en redefinir la estrategia con visión en el largo plazo.

En ese sentido durante el 2013 se llevó a cabo la implementación de la fase dos del plan de transformación con la integración de los modelos de abastecimiento que disminuirá el número de faltantes, a la vez que mejorará el resurtido.

También renovó la plataforma tecnológica, en especial en recursos humanos, que contempla una reforma cultural enfocada en el cliente.

Según Signum Research, como parte del programa de ahorro en gastos, Soriana monitoreó los precios de la competencia para poder reaccionar de manera oportuna ante cambios de precios por parte de los competidores, buscando así lograr un equilibrio en la inversión de precios.

Para los analistas, la fase de transformación de la empresa permitió que se alcanzara un importante ahorro en costos y gastos, logrando un mayor aumento en el margen EBITDA.

Para el 2014, invertirá 400 millones de pesos en la construcción de un Centro de Distribución de productos frescos y congelados en la zona norte del país y se llevará a cabo la remodelación de entre 30 y 35 tiendas y se incrementará el área de ventas en 3 por ciento.

Finalmente, Signum Research considera que el reporte fue bueno. Las ventas han tenido afectación debido a las condiciones económicas en el país; sin embargo, la empresa logró mejorar de manera importante su rentabilidad .

valores@eleconomista.mx