Mañana, el principal operador de fondos de inversión que no pertenece a un grupo financiero, Actinver, llevará a cabo la oferta pública inicial de sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores.

Actinver saldrá al mercado bursátil una semana después de que lo hiciera la minorista Chedraui, la segunda colocación después de una sequía de más de un año y medio en el listado de nuevas empresas.

A decir de los analistas del sector, éste será el principio de una nueva ronda de colocaciones de títulos de compañías.

La empresa tiene todo listo para incursionar en el mercado, en su prospecto preliminar, detalló que la oferta pública mixta consiste en una colocación primaria de suscripción por hasta 65 millones 260,564 acciones ordinarias que representa aproximadamente 12.49% del capital social suscrito en el mercado.

Y se aclara en el prospecto que también habrá una oferta pública secundaria de venta de hasta 13 millones 117,362 títulos en circulación equivalente a 2.51% del valor de la empresa.

El destino de los recursos

Se prevé que con la colocación, el intermediario financiero obtenga recursos netos por alrededor de 654.68 millones de pesos.

El dinero que la compañía obtenga será utilizado para la capitalización de Banco Actinver, que se dedicará a desarrollar la banca patrimonial de sus clientes, así como a reducir sus pasivos.

Para la capitalización del banco, que se compró a Prudencial Apolo, se destinará aproximadamente 61% de los recursos obtenidos.

Mientras que para la reducción de pasivos, que ascienden a 253 millones de pesos, y que vencen el próximo 6 de octubre, se destinará 39% restante de lo obtenido de los inversionistas.

Una historia de crecimiento

Después de la crisis financiera del último trimestre del 2008 y en plena crisis del 2009, Actinver decidió defender el capital de sus inversionistas.

Durante el año pasado la empresa llegó a tener 18,000 millones de pesos de liquidez, esto es, 40% de su cartera, disponible para atender a aquellos participantes que quisieran retirar su dinero de las sociedades de inversión.

Además, dicen en la empresa que a pesar de que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) permitió cobrar una comisión de hasta 3% de los recursos guardados a los clientes que dejaran el sector, Actinver no aplicó tal castigó a sus clientes.

La empresa de la familia Madero, descendientes de Francisco I. Madero, compró la operadora de fondos Loyds, con lo que entró al mercado del occidente del país y después le compró a Manuel Somoza, Prudencial-Apolo y con ello la licencia para operar como banco.

El plan de expansión del nuevo intermediario es incrementar los servicios en banca privada y no ofrecer productos al consumo como tarjetas de crédito o financiamiento hipotecario.

Al cierre del 2009, Actinver tenia una participación del mercado de fondos de 3.3%, con base en el importe operado.

Tiene activos totales por 58,483 millones de pesos y 42 fondos de inversión.

valores@eleconomista.com.mx