HELSINKI.- El alicaído fabricante de teléfonos Nokia advirtió que su negocio de teléfonos reportaría pérdidas en los dos primeros trimestres de este año, mientras intenta modernizar su línea de productos para competir con rivales como Apple y Samsung.

De esta manera, el precio de las acciones de Nokia se derrumbó 14.59% a 3.27 euros en la Bolsa de Helsinki, además tras la advertencia de las pérdidas los títulos cayeron a mínimos de 1997. El papel ya ha perdido más de 50% desde que anunció el cambio a Microsoft, en febrero del 2011.

Mientras que en la Bolsa de Nueva York los títulos operan con una pérdida de 12.92% a 4.38 dólares.

Más temprano el miércoles, la compañía dijo que había encontrado un error en el software de su nuevo modelo Lumia 900. El producto es su mayor esperanza para enfrentarse al iPhone de Apple.

Nokia dijo que su negocio de teléfonos, que lanzará nuevos productos con el sistema operativo Windows Phone de Microsoft para revertir el declive de líneas antiguas que operan con Symbian, tendría una pérdida operativa de alrededor de 3% en sus ventas en el primer trimestre. Estimó una baja similar en el segundo trimestre.

"El principal problema es que el apetito por los teléfonos con Symbian se ha evaporado y que no puede incrementar los volúmenes con Windows Phone lo suficientemente rápido", dijo Pete Cunningham, analista de Canalys.

Según Ben Wood, de CCS Insight, los desafíos de Nokia son exacerbados por la competencia creciente de sus rivales, especialmente de Apple y Samsung.

Aunque sigue siendo el principal fabricante mundial de celulares por volumen, Nokia ha perdido el primer lugar del mercado de los teléfonos inteligentes ante Apple y ante los aparatos que usan el sistema Android de Google. En Estados Unidos sus teléfonos inteligentes tienen menos de 1% en participación de mercado.

TERRENO PERDIDO

La batalla para recuperar el terreno perdido se vio dificultado por el error en la conexión de datos en el Lumia 900, el primer teléfono 4G de Nokia. La compañía dijo que el 16 de abril estaría disponible una actualización de software para solucionar el problema.

Nokia ofrece un plan para quienes adquieran el modelo al 21 de abril con 100 dólares de crédito para su cuenta con el operador AT&T. Este vende el teléfono a 99.99 dólares con un contrato a dos años.

Actualmente, el Lumia 900 se ofrece sólo en Estados Unidos, donde se lanzó el 8 de este mes y es clave para el retorno de Nokia al país. El modelo ganó varios premios en la Feria de Electrónica de Consumo en Las Vegas en enero.

COSTOSA FALLA DE SISTEMA

"Debo decir que no he encontrado nada, pero me ha impresionado su respuesta agresiva, directa e indudablemente costosa", dijo John Jackson, analista de CCS Insight.

Un analista, que pidió reserva de su identidad, dijo que a Nokia sólo le costaría cuando mucho 10 millones de dólares en ventas comparables antes del arreglo en el Lumia 900.

Pero de todos modos es una gran decepción para una compañía que quiere revivir su marca. Su participación en el mercado global de teléfonos inteligentes cayó a 12% en el cuarto trimestre del año pasado desde el 30% del año anterior.