Las acciones de la cadena de tiendas departamentales El Puerto de Liverpool no levantan, pues a menos de un mes de que termine el año han perdido 27.53% en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La tendencia a la baja ya tiene dos años. Previamente, Verónica Uribe, analista de Monex, explicó que el declive del sector departamental en Estados Unidos y el apetito de Liverpool por las compras, primero de Suburbia y luego de la chilena Ripley, que al final no se concretó, tampoco animaban a los inversionistas.

“En el 2020 el consumidor podría mantenerse cauteloso hacia el consumo discrecional, por lo que la recuperación en el tráfico de Liverpool luce complicada”, dijo Valentín Mendoza, subdirector de Análisis en Banorte, en una nota para inversionistas.

Advierte cierto deterioro en los ingresos financieros de Liverpool, por políticas más estrictas para dar créditos y una baja en las tasas de interés. No obstante, esto sería ligeramente compensado por una aceleración en los ingresos de la división comercial. “Mayores gastos de personal por efecto del incremento al salario mínimo y presiones por provisiones de la tarjeta de crédito Suburbia impactarían el margen EBITDA de la compañía en 60 puntos base”.

A esto se suma que el último reporte trimestral no cumplió con las expectativas. “Los resultados fueron por debajo de lo esperado. Las ventas fueron afectadas por el entorno de desaceleración que presenta el consumo. Para el resto del año, el ambiente se mantendrá con menor dinamismo”, comentó Marisol Huerta, analista de Ve por Más.

[email protected]