Las acciones de la tequilera mexicana José Cuervo siguen sin salir de la resaca. En lo que va de este año acumulan un retroceso de 17.90 por ciento. Desde su salida a Bolsa la caída ha sido más pronunciada, con 27 por ciento.

El bajo desempeño en el mercado de la empresa centenaria de México se debe a los débiles resultados financieros que ha presentado en los últimos trimestres y a la alta expectativa que vendió cuando debutó en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la cual aún no ha cumplido, explican analistas bursátiles.

“Cuando se venden ciertas expectativas y no se cumplen por cualquiera que sea la causa, interna o externa, el mercado generalmente lo castiga”, explicó el analista de Actinver José Antonio Cerbeira.

“José Cuervo vendió las altas proyecciones que había logrado en años pasados, pero como la base comparativa se vuelve más complicada, ha tenido afectaciones por diversos frentes que no ha logrado capitalizar para mejorar sus resultados financieros”, añadió el especialista de Actinver.

La empresa de origen mexicano, que también produce y comercializa otras bebidas alcohólicas como whisky y vodka, se ha visto presionada por el sobreinventario de productos en los Estados Unidos, su principal mercado, y por los altos precios del agave.

Mercado principal, a la baja

El analista de Vector, Marco Montañez, explicó que la caída en el precio de las acciones de la emisora se explica por el deterioro de las expectativas de los resultados en los Estados Unidos, que en los últimos dos trimestres ha presentado una fuerte caída en los volúmenes de venta, dado el exceso de inventario entre los distribuidores, el cual se ha desplazado lentamente.

“Lo que estamos viendo es un sobreinventario por las compras excesivas por el incremento de precios de finales del 2016 y principios del 2017; en el 2018 todavía hay una buena cantidad de inventario por desplazar, entonces los comparativos se distorsionan”, agregó Montañez.

En el segundo trimestre del año reportó crecimiento en ventas de 3.6% y una caída en el flujo operativo (EBITDA) de 20.9%, cifras por debajo de las expectativas del consenso.

Analistas de Barclays coincidieron en que el sobreinventario en Estados Unidos ha impactado en los resultados de Cuervo, aunque prevén que se irá normalizando este año.

“Es difícil decir cuándo los distribuidores volverán a comprar, suponemos que un retiro de inventario no puede durar para siempre y, por lo tanto, es probable que el crecimiento del volumen se reanude en el segundo semestre del 2018”, indicaron en un reporte.

Tiene futuro

Información de Casa de Bolsa de Santander muestra que de 10 analistas que siguen a Cuervo, cinco recomiendan Compra para sus títulos, tres Venta y dos Mantener.

El precio objetivo promedio para el 2019 es de 35.62 pesos por unidad, lo que significaría un potencial rendimiento de 37.74%, de acuerdo con el último precio de cotización de 25.86 pesos por unidad contra 2.2% estimado para el S&P/BMV IPC, el principal índice accionario de la BMV.

Los especialistas que dan cobertura a Cuervo coincidieron en que la empresa es atractiva y sólida.

“No veo que haya un tema estructural de mercado, las marcas de Cuervo son muy sólidas y siguen teniendo una muy buena aceptación. Vemos la valuación atractiva, por lo que ratificamos la recomendación de Compra”, explicó Marco Montañez.

Los especialistas explicaron que una presión adicional para la empresa productora de bebidas alcohólicas ha sido el alto costo por la mayor dependencia del agave de terceros, en lugar del producido por la propia empresa, previeron que seguirá impactando los márgenes en lo que resta de este año.

De acuerdo con la directriz de la empresa, para el 2019 el uso de agave propio puede alcanzar niveles de 90%, con lo que mejorarían sus márgenes de rentabilidad hacia el 2019.

Busca adquisiciones

Cuervo dijo que tras la reciente compra de Pendleton Whisky tuvo un buen desempeño y seguirá revisando oportunidades para hacer compras adicionales en la industria mundial de licores.