Las acciones del gigante inmobiliario chino Evergrande cerraron con una fuerte apreciación de 17.63% en la Bolsa de Hong Kong este jueves, pero revirtieron las ganancias en la apertura de este viernes, al caer 2.62% a las 9:30 de la noche, hora de la Ciudad de México.

El repunte del jueves se dio luego de que la firma informara que haría frente al pago de los intereses de los bonos emitidos en el mercado local, con vencimiento este 23 de septiembre. Pero, la caída del viernes fue una reacción a la ausencia de noticias sobre el pago de dichos réditos.

Las acciones de la compañía cotizaban en niveles de 2.60 dólares de Hong Kong desde los 2.67 dólares de Hong Kong del cierre previo. Con ello, acumula un desplome cercano a 83% en el 2021 y en lo que va de este mes ya pierde 38.76 por ciento.

Medios de China informaron el miércoles que la filial inmobiliaria de Evergrande haría frente al pago de unos 36 millones de dólares por los intereses de los bonos emitidos en yuanes en la Bolsa de Shenzhen, con vencimiento este jueves 23 de septiembre, aunque hasta el cierre de esta edición, la firma no había hecho declaraciones al respecto.

Algunos de los prestamistas del bono que venció ayer son HSBC, UBS y el administrador de activos BlackRock.

“Evergrande no ha pagado los intereses del vencimiento en dólares que estaba programado para este jueves, pero tiene un periodo de gracia de 30 días para pagar. El problema tiene el potencial de seguir causando volatilidad en el mercado financiero global”, explicó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero en Banco Base.

Dijo que Evergrande, cuya deuda es de más de 300,000 millones de dólares, tiene “una razón de deuda sobre capital de 500% y para pagar su deuda tendría que vender todos sus activos, siempre y cuando se los compraran al valor en libros. Si quisiera aliviar un poco el estrés financiero tendría que bajar sus pasivos a una razón de 1 a 1 con el capital, que implicaría vender activos por 240,000 millones de dólares”. 

Preocupación

A los inversionistas les preocupa que la crisis pueda extenderse a los acreedores, incluidos bancos en China y en el extranjero, aunque analistas minimizan el riesgo de que un colapso genere un "momento Lehman" o un problema de liquidez sistémico. 

Pero los bancos centrales vigilan de cerca a Evergrande. El Banco de Inglaterra no espera que la situación empeore y se mostró cautelosamente optimista en que Pekín evitaría más problemas. 

"Suponiendo que siga una reestructura de deuda, la naturaleza del inversionista minorista de gestión de patrimonio se priorizaría para la estabilidad social", dijo Ezien Hoo, analista en OCBC Bank. 

Los inversionistas extranjeros, que poseen papel emitido por entidades extraterritoriales de Evergrande, podrían tener más dificultades para recibir el pago, pues tienen "menor poder de negociación frente a prestamistas más cercanos a los activos", añadió. 

Siller dijo que “lo mejor sería bajar la deuda pero implica ayuda adicional para cumplir con los pagos de intereses por 167 millones de dólares de noviembre en octubre, 83 millones este mes, 255 millones en diciembre y 10,000 millones para el 2022”. (Con información de agencias)

¿Quién es el gigante?

Evergrande Group es reconocido como el segundo mayor desarrollador de vivienda de China, aunque concentra otros negocios en los sectores de manufactura, automotriz (con vehículos eléctricos), salud, turismo y consumo. Incluso, es dueño del equipo de fútbol chino Guangzhou FC.

La compañía fue creada en 1997 por el multimillonario chino, Hui Ka Yan y tiene su sede en la ciudad sureña de Shenzhen, cerca de Hong Kong.

A través de los años ha constituido distintas subsidiarias como Evergrande Real Estate, Evergrande New Energy Auto, Evergrande Health, Evergrande Fairyland y Evergrande Spring. 

También es propietario de una firma de Internet y medios que opera mediante su subsidiaria HengTen Networks, además, mantiene el parque temático Evergrande Fairyland.

Hoy es la empresa del sector de bienes raíces más endeudada del mundo, con pasivos que suman más de 300,000 millones de dólares, que representan cerca del 2% del Producto Interno Bruto de China. De hecho, tiene una generación de flujo de efectivo negativo.

Evergrande Real Estate, su filial del sector inmobiliario, posee más de 1.300 proyectos en más de 280 ciudades. Los departamentos son del sector de la población de ingresos altos y medios.

Emplea a 200,000 personas y genera 3.8 millones de empleos indirectos, según su sitio de Internet.

judith.santiago@eleconomista.mx