El brote del virus de Zika en Brasil es peor de lo que se pensaba previamente porque en un 80% de los casos las personas infectadas no tienen síntomas, dijo el lunes 1 de febrero el ministro de Salud del país sudamericano, Marcelo Castro.

NOTICIA: OMS teme hasta cuatro millones de casos de zika

En una entrevista con Reuters, Castro dijo que Brasil comenzará a exigir notificaciones obligatorias de los casos por parte de los gobiernos locales a partir de la próxima semana, cuando la mayoría de los estados tendrán laboratorios equipados para la prueba de Zika, el virus transmitido por mosquitos que se ha propagado rápidamente a través de América Latina.

NOTICIA: Zika se propaga de forma explosiva

Castro agregó que los investigadores brasileños están convencidos de que el virus de Zika es la causa de los 3,700 casos confirmados y sospechosos de los recién nacidos con defectos cerebrales en Brasil.

También insistió en que el virus no se puede transmitir de persona a persona, solamente por mosquitos.

NOTICIA: Aborto, el gran dilema que plantea el zika

Brasil seguirá la decisión que tomó Estados Unidos la semana pasada de prohibir las donaciones de sangre de personas que han estado infectadas con Zika, dijo. La enfermedad, detectada por primera vez en América en Brasil el año pasado, no tiene ninguna vacuna ni cura conocida.

rarl