Washington. Estados Unidos está examinando con cuidado la situación de la cadena venezolana de noticias Telesur, que fue fundada por el expresidente Hugo Chávez, dijo Elliott Abrams, encargado de Venezuela en el Departamento de Estado.

“Tenemos muchos reportes de que Telesur no es una cadena de noticias, que es como los medios chinos, supuestamente medios de prensa”, indicó después de que el martes Washington anunciara que tratará a los medios estatales de Pekín como misiones diplomáticas.

Cinco medios, incluida la agencia de noticias Xinhua y la Cadena de Televisión Global de China, necesitarán a partir de ahora aprobación del Departamento de Estado estadounidense para comprar propiedades en Estados Unidos y deberán presentar listas de todos sus empleados, incluidos los ciudadanos estadounidenses.

El diplomático dijo que estos medios “tienden a reflejar sólo las posturas del gobierno en lugar de ser una fuente independiente de noticias”.

“Estamos examinándolo con atención”, dijo Abrams en relación con Telesur.

La cadena Telesur está en medio de la pugna política en Venezuela entre el gobierno de Nicolás Maduro y el líder opositor Juan Guaidó, que es reconocido por medio centenar de países como presidente interino por las irregularidades en las elecciones del 2018.

El canal Telesur fue fundado en el 2005 y su señal llega a la mayor parte de Latinoamérica y países europeos como España.

En enero, Guaidó anunció gestiones con aliados de América Latina para la “reestructuración” de Telesur, pero a final de ese mes la justicia venezolana declaró ilegal esta iniciativa.