Un lunes por la tarde, Jason Matthews, de 47 años, entró a la tienda de juegos de mesa Labyrinth, cerca del Capitolio. Normalmente la tienda permanece cerrada los lunes, pero Matthews hizo un arreglo especial con la propietaria Kathleen Donahue para encontrarnos ahí y jugar una partida. Matthews trabaja como lobbyist para una organización no gubernamental que combate el tráfico ilegal de niños y también es el co-diseñador del mejor juego de mesa de la historia, Twilight Struggle (Lucha crepuscular).

Como algunos habrán escuchado, vivimos en lo que muchos críticos han considerado “la edad de oro de los juegos de mesa”. Según ICv2, un portal de noticias comerciales para la industria de juegos de mesa, las ventas de estos aumentaron de 100 millones de dólares en el 2013 a 305 millones de dólares en el 2016.

BoardGameGeek.com, el centro de noticias y foro de discusión más destacado de aficionados a los juegos de mesa, mantiene una base de datos de 100,000 juegos y presenta la lista de los mejores juegos.  Twilight Struggle encabeza la lista.

 Lanzado al mercado en el 2005 por GMT Games, el juego recibió numerosas reediciones y traducciones a otros idiomas, y pasó cinco años en el puesto número 1, tiempo récord entre los juegos del sector.

La esencia del juego

Twilight Struggle traslada a los jugadores a la época de la guerra fría, uno forma parte del bando estadounidense y otro del bando soviético. El desarrollo se basa en unas cartas que los jugadores podrán utilizar de diversas formas, con el objetivo principal de adquirir influencia en las distintas regiones del planeta. Los turnos se arman en torno a una serie de sucesos históricos que fueron determinantes durante el periodo y que se van sucediendo según avanza la partida. Todas las cartas tienen eventos reales e incluyen fotos reales que cualquier amante de la historia puede recordar. Por ejemplo, aparece el Plan Marshall (la ayuda económica de Estados Unidos a Europa) o el derribo del avión de pasajeros Korean Air Lines 007 por un caza SU-15 de la URSS en 1983 (un hecho que provocó todo tipo de tensiones internacionales).

Hay tres tipos de cartas: las que corresponden a eventos históricos soviéticos, eventos americanos y las que revelan eventos históricos neutrales. Cada una ofrece ventajas a un bando y otorga una serie de puntos a ambos jugadores. Los participantes pueden interactuar con los países del tablero. Esto se puede hacer de diferentes formas: dando un golpe de estado en una región enemiga, haciendo que ésta se realinee con tu bando o simplemente ejerciendo presión sobre el contrario.

Por si la influencia sobre los diferentes países que se extienden a lo largo y ancho del mapa no fuera suficiente, Twilight Struggle también permite al jugador obtener los preciados puntos de victoria dedicando una parte de sus cartas a la carrera espacial. Si te centras en ella, te ofrece ciertas ventajas en el desarrollo del juego.

El nombre del juego está tomado de una frase del discurso de investidura del presidente John F. Kennedy: “La trompeta nos convoca de nuevo, no para alzarnos en armas, aunque las necesitaremos; no para ir a la batalla, aunque ya estemos en guerra; sino para que soportamos la carga de esta larga lucha crepuscular”.

Twilight Struggle en el 2018

El juego resulta aún más llamativo en la actualidad por las malas y deterioradas relaciones actuales entre Estados Unidos y Rusia. Conflictos bélicos como el de Siria y el de Ucrania o los casos de espionaje que afectaron los correos de Hillary Clinton, entre otros temas, han agravado la situación. Por lo que la tensión de los años de la Guerra Fría todavía gravita en el aire.

“Definitivamente se siente muy actualizado”, dice Ananda Gupta, de 41 años, quien inventó el juego junto con Matthews. “Todo lo que necesitarías hacer es agregar algunas cartas (historias) más y podrías extenderlo (el conflicto) hasta hoy. Estoy seguro de que podríamos hacer un juego de la Guerra Fría en línea con lo que está aconteciendo” en la actualidad.

De hecho, en varios foros en línea, fanáticos han decidido inventar sus propias cartas, como por ejemplo, el abandono por parte de Trump de los acuerdos con sus aliados europeos. El fan anónimo que creó la tarjeta la llamó “el arte del trato”.

Twilight Struggle también se puede jugar en computadoras y celulares con amigos o desconocidos.  Sin duda, es un juego que debe estar en tu ludoteca.

Las tensiones que se viven en la actualidad pueden ser simuladas a través del juego, y así, sentiremos un poco lo que vive Trump.