La vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford contra el Covid-19 tiene una mayor efectividad si la segunda dosis se administra tres meses después de la primera en vez de en seis semanas, mostró este viernes un estudio revisado por pares y publicado en la revista médica The Lancet.

El estudio confirmó los hallazgos de AstraZeneca de comienzos de febrero que mostraron que la vacuna tenía una efectividad de 76% contra una infección sintomática del coronavirus por tres meses tras las primera inoculación.

Se encontró una efectividad del 81% con un intervalo de 12 semanas entre la primera y la segunda dosis.

Ese resultado se compara con la efectividad de 55% con una ventana de seis semanas, según el estudio en The Lancet, que apoya las recomendaciones británicas y de la Organización Mundial de la Salud de intervalos más largos. 

Ante un resurgimiento en los casos y nuevas y contagiosas variantes del Covid-19, muchos países esperan ampliar las inmunizaciones, vacunando a la mayor cantidad posible de personas con una primera dosis, y demorando las inyecciones posteriores.