Washington / Moscú / Damasco.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogió en su cuenta de Twitter el ataque aéreo lanzado por las potencias occidentales contra Siria como "perfectamente ejecutado".

"Un ataque perfectamente ejecutado en la noche pasada. Gracias a Francia y Reino Unido por su sabiduría y la potencia de sus fuerzas (militares). No podría haber tenido un mejor resultado. Misión Cumplida!", dijo Trump en una publicación en su cuenta de Twitter.

Putin califica el acto como una agresión

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo que el ataque de Estados Unidos y sus aliados en territorio sirio es un "acto de agresión” que agravará la crisis humanitaria en Siria.

El líder ruso dijo que Moscú convocó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ante el ataque lanzado por Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, según un comunicado emitido por el Kremlin.

El ataque tuvo una "influencia destructiva en todo el sistema de relaciones internacionales”, agregó Putin.

El mandatario ruso reafirmó la visión de Rusia de que el supuesto ataque químico del pasado fin de semana sobre la ciudad de Douma, en los suburbios de Damasco y que según activistas causó 40 muertos, fue falso.

Según Putin, los expertos militares rosos que inspeccionaron la localidad no hallaron restos del ataque, y criticó a Estados Unidos y a sus aliados por emprender la ofensiva sin esperar a que los inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas visiten la zona.

Francia explicó antes este sábado que la operación militar conjunta alcanzó tres objetivos: el “principal centro de investigación” del programa sirio de armas químicas y “dos importantes sitios de producción”, dijo la ministra gala de Defensa, Florence Parly, que añadió que el Kremlin estaba al tanto del ataque.

“Con nuestros aliados, nos aseguramos de que los rusos fuesen alertados antes”, agregó. Moscú es el principal aliado del presidente sirio Bashar Assad.

En Damasco desafían a Occidente

Mientras, en Siria cientos de sirios desafiaron los ataques de Estados Unidos y sus aliados al salir a manifestarse en una emblemática plaza de la capital, agitando carteles de victoria y haciendo sonar las bocinas de sus autos.

Las manifestaciones comenzaron a primera hora del sábado tras la ofensiva militar conjunta de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia para castigar al presidente Bashar Assad por un supuesto ataque químico contra civiles. El gobierno sirio niega las acusaciones.

En Damasco, el centro del poder de Assad, cientos de residentes se congregaron en la Plaza Omayyad, muchos con banderas de Rusia e Irán. Algunos aplaudieron y bailaron mientras otros manejaban convoyes y hacían sonar sus bocinas.

La televisora estatal siria emitió en directo desde la plaza donde la multitud se mezclaba con hombres uniformados y personalidades, entre las que había un actor y varios legisladores.

En tanto, unidades de la policía siria entraban el sábado en la ciudad de Douma, el último bastión rebelde en la región de Ghouta oriental y que el pasado fin de semana fue escenario de un supuesto ataque con armas químicas, dijo la televisora estatal de Siria.

La cadena mostró a policías sirios ondeando banderas del país en lo que parecía ser el límite de la ciudad, que está justo al este de la capital, Damasco, y dijo que la “presencia terrorista” en Douma terminará “en unas horas”.

La entrada de las fuerzas del gobierno a Douma se produce después de un acuerdo mediado por Rusia para lograr la rendición y evacuación de los miles de rebeldes y civiles que vivían en la ciudad.

Douma y la extensa región de Ghouta oriental estaban en manos rebeldes desde 2012 y durante años han supuesto un quebradero de cabeza para el gobierno del presiente Bashar Assad. La toma de Douma por parte del gobierno supone una gran victoria para Assad.