Washington. CON EL primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a su lado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró este lunes que los Altos del Golán pertenecen a Israel, otorgándole otra importante victoria diplomática a su amigo, que busca la reelección en comicios inciertos.

Netanyahu no escatimó elogios para Trump al verlo firmar la proclamación en la Oficina Oval, comparándolo con el presidente Harry Truman, quien reconoció a Israel, e incluso con Ciro el Grande, el rey persa que liberó a los judíos de Babilonia.

Visiblemente satisfecho, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo que era un día histórico y aseguró que su país no renunciaría nunca al Golán, agradeciendo calurosamente, y varias veces, al inquilino de la Casa Blanca, con un fuerte apretón de manos.

“Israel nunca ha tenido un mejor amigo que usted”, le aseguró a Trump Netanyahu, quien se presenta como el mejor posicionado para manejar las relaciones con Estados Unidos y su impetuoso presidente.

Pero no hubo ni una palabra sobre el plan de paz israelí-palestino preparado durante dos años por la Casa Blanca, que debería ser presentado en las semanas posteriores a las elecciones del 9 de abril.

Los líderes palestinos rechazan actualmente cualquier papel mediador de la administración del presidente Donald Trump.

Naciones Unidas responde

“Para el secretario general (Antonio Guterres), está claro que el estatuto del Golán no ha cambiado. La política de la ONU con respecto al Golán proviene de las resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad y esta política, de nuevo, no ha cambiado”, afirmó el vocero de la ONU, Stéphane Dujarric durante su rueda de prensa diaria.

Ayer, el ejército israelí lanzó ataques en la Franja de Gaza en represalia por el disparo de un cohete desde ese enclave, que dejó siete personas heridas en Tel Aviv, antes de que Hamas anunciara un alto al fuego en un contexto altamente volátil. Al cierre de la edición no había informe de heridos.