Guatemala.- El número de muertos en Guatemala tras las lluvias provocadas por la tormenta tropical Agatha se elevó a 63, después de que el gobernador del departamento de Chimaltenango reportó el domingo al menos 50 fallecidos.

"Tenemos 50 muertos en diferentes aldeas y municipios de este departamento", dijo a Reuters Erick de León, gobernador de Chimaltenango, ubicado a unos 60 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca.

Previamente, el presidente Alvaro Colom había reportado 13 muertos por Agatha, la primera tormenta tropical de la temporada 2010 y que se degradó a depresión tropical la noche del sábado, dejando torrenciales lluvias en Centroamérica.

Unas 75,000 personas han sido evacuadas y cerca de 3,500 casas sufrieron daños, en su mayoría debido a crecidas de ríos.

Las emisoras locales y canales de televisión, así como mensajes de usuarios de redes sociales, reportan otros casos de personas fallecidas en derrumbes y correntadas de agua, con las carreteras obstruidas por derrumbes, socavones y árboles caídos.

Colom dijo que ``la red vial está bastante dañada, le estamos dando prioridad a las vías que nos permitan llevar ayuda''.

Los daños por las lluvias se sumaron a las más de 800 casas dañadas y 2,000 personas evacuadas por la erupción el jueves del volcán de Pacaya, que dejó caer arena sobre la capital guatemalteca y piedras sobre las aldeas en sus faldas.

La cantidad de arena obligó a las autoridades a cerrar el aeropuerto ``La Aurora'' que, tras las lluvias del sábado, anunciaron estará cerrado cinco días más.

Las autoridades meteorológicas anunciaron que el volcán ha dejado de expulsar ceniza y se ha autorizado el vuelo de avionetas de hélice y helicópteros, lo que permitirá llevar ayuda y rescatar personas con mayor velocidad.

En Guatemala, la tormenta descargó lluvias que no se veían en los últimos 60 años. En la capital guatemalteca llovió 110 milímetros en doce horas, mientras que en el sur hubo localidades que registraron hasta 300 milímetros de lluvia.

Honduras, en estado de alerta

En Honduras, se dispuso un estado de alerta en siete provincias a causa de las lluvias, que han dejado un muerto y un desaparecido.

Honduras y El Salvador cerraron temporalmente su frontera terrestre de El Amatillo el domingo debido a las crecidas del río Goascorán, que sirve de línea divisoria en ese punto entre ambas naciones, dijo a la AP el general Carlos Cordero, comandante nacional de los bomberos de Honduras.

La tormenta tropical Agatha dejó 13 muertos y 24 desaparecidos en Guatemala.

``Tememos que el puente de El Amatillo pueda desestabilizarse por un reflujo formado por las aguas del Pacífico, que provoca el retorno de las aguas del Goascorán y obstruye las descargas de los afluentes del río''.

Cordero aseguró que el paso por la carretera Panamericana entre los dos países ``se mantiene sin problemas''.

``La depresión ha generado hasta 120 milímetros de agua por día desde el viernes en el oeste y sur de Honduras'', dijo en rueda de prensa el jefe de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales. En Santa Ana, poblado cercano a Tegucigalpa, un hombre murió soterrado por una pared, que se derrumbó.

Numerosos riachuelos y ríos aledaños a Nacaome, al sur de Honduras, se desbordaron y mantienen incomunicadas más de 20 aldeas y caseríos del lugar.

La pertinaz lluvia ha causado un crecimiento peligroso en los caudalosos ríos Ulúa y Chamelecón, que nacen en la región fronteriza con Guatemala y que tradicionalmente provocan inundaciones en amplios sectores hondureños. También de los ríos Choluteca, Guayape y Tinto.

La Copeco declaró la alerta en las provincias de Copán, Ocotepeque, Lempira, Santa Bárbara e Intibucá, al oeste, y Cortés y Choluteca, al sur de Honduras.

Agatha, la primera tormenta del Pacífico, avanza desde hace 24 horas a una velocidad moderada de 65 kilómetros por hora por la parte sur del país, tras ingresar a Guatemala y convertirse en depresión tropical.

El presidente Porfirio Lobo inspeccionó el sábado con el alcalde capitalino Ricardo Alvarez algunas zonas de Tegucigalpa afectadas por las lluvias.

Aeronáutica Civil ha cerrado de manera intermitente por tres días consecutivos el aeropuerto internacional Toncontín de Tegucigalpa ante la escasa visibilidad matutina.

Alerta roja en El Salvador

En El Salvador, el presidente Mauricio Funes declaró alerta roja, ante las lluvias de Agatha que han dejado tres muertos y más de 5.000 evacuados.

En El Salvador, el presidente Mauricio Funes declaró alerta roja, ante las lluvias que han dejado tres muertos y más de 5,000 evacuados.

``Hemos decidido declarar alerta roja en todo el territorio nacional'', dijo Funes en rueda de prensa la madrugada del domingo tras un reunión con su gabinete y representantes de la Dirección General de Protección Civil. La declaratoria permite al gobierno utilizar los recursos ``necesarios en apoyo para la atención de la emergencia'', la suspensión de clases en todos los centros escolares, evaluaciones de daños y análisis de necesidades en zonas afectadas, entre otros.

apr