Nueva York. El jefe de opinión del diario New York Times renunció al cargo después de haber recibido críticas de sus propios compañeros de redacción por haber publicado una controvertida columna de un senador republicano en la que pedía el despliegue militar para enfrentar las protestas en el país. El anuncio llegó cuatro días después de la publicación del artículo.

James Bennett, responsable de las páginas de editoriales y de opinión desde mayo del 2016, defendió la columna titulada “Envíen al ejército” del senador Tom Cotton.

Bennet argumentó que ese artículo era un ejemplo del compromiso del periódico con la diversidad ideológica, unas palabras que desataron la ira tanto dentro como fuera de la redacción.

El republicano Cotton pide en su texto una “muestra abrumadora de fuerza para dispersar, detener y finalmente disuadir a los infractores de la ley”, como respuesta a las protestas contra el racismo que se producen en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd a manos de un policía blanco.

Cerca de 800 empleados del periódico firmaron una petición en protesta por la publicación de la columna. Muchos de los empleados tuitearon: “Haciendo esto se pone en peligro al personal negro del @NYTimes”. También generó un aluvión de cancelaciones en las suscripciones, de lectores enojados con la difusión del artículo.

A.G. Sulzberger, propietario del diario, defendió en un principio la decisión de publicar la columna, pero luego dijo que el texto no cumplía con los estándares del New York Times.

Bennet reconoció después que no había leído la columna antes de su publicación.

Asimismo, se disculpó el viernes en la redacción ante los periodistas y en público por la publicación del texto al considerar que había sido un error.