Barcelona. Miles de pancartas azules con el lema “Spain, sit and talk (España, siéntate y dialoga)”, repartidas por la plataforma independentista catalana Tsunami Democràtic, tiñeron las gradas del Camp Nou este miércoles durante unos minutos antes del inicio del partido estrella del campeonato español en el que Real Madrid y Barcelona firmaron un empate sin goles.

Junto a esas pequeñas pancartas individuales, otra grande con el mismo lema lució durante unos instantes en las gradas, al lado de una segunda con la leyenda “Freedom”, en alusión a los nueve dirigentes independentistas condenados a prisión en octubre pasado por un intento de secesión en el 2017.

Las pancartas con su llamada al diálogo entre el gobierno central y las autoridades regionales independentistas fueron distribuidas por voluntarios horas antes a la entrada del estadio, durante la concentración convocada por esta plataforma independentista, cuyos responsables y financiamiento son un misterio.

Las pancartas volvieron a aparecer durante varias ocasiones durante el partido, que estuvo parado un minuto cuando cayeron unas pelotas amarillas al campo, que fueron rápidamente retiradas por los operarios.

Las pelotas empezaron a caer justo cuando el encuentro estaba parado para dar entrada al futbolista Arturo Vidal por su par Sergi Roberto, mientras desde la grada se oían gritos de “independencia”.

Antes del partido, miles de manifestantes habían cortado el tráfico en torno al estadio, en medio de un ambiente festivo entre cánticos a favor de la independencia y de aliento al FC Barcelona, pero sin impedir la llegada de los equipos al estadio.

Tsunami Democràtic llevaba varias semanas anunciando una acción para hacer visible sus reivindicaciones en un partido con una audiencia estimada de 650 millones de espectadores en todo el mundo. Por este anuncio se efectuó un fuerte dispositivo de seguridad en los alrededores del Camp Nou.