El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo el martes que sería "inaceptable" si se confirma que algunas connacionales han sido sometidas a esterilizaciones no autorizadas en centros de detención para migrantes en Estados Unidos.

La semana pasada, la Secretaría de Relaciones Exteriores informó que activó "mecanismos de protección consular" ante las supuestas prácticas negligentes o violatorias de los derechos humanos "en mujeres hispanohablantes" en Georgia y Texas.

“Tenemos contacto ya con seis de las (mujeres) que potencialmente pudieron haber estado sujetas a este tipo de procedimiento, yo estimo que mañana terminaremos de entrevistarnos con todas las que potencialmente (pudieron) haber tenido esto. Desde luego es inaceptable, que rechazamos de antemano, aún si tener toda la información confirmada, cuando la tengamos se la compartimos", dijo Ebrard en la coferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Incluso en Estados Unidos hay toda una reacción importante de muchas organizaciones con las que estamos en contacto y esto tiene que esclarecerse, en su caso si se confirma es un asunto mayúsculo y no sólo sancionarse, tomarse otras medidas, pero no me adelanto”, sostuvo.

El canciller precisó que si bien son seis las mujeres mexicanas con las que se entrevistan autoridades consulares y que pudieran haber sido forzadas al procedimientos, el número podría ser mayor. 

"Desde luego, es algo inaceptable que rechazamos de antemano aún sin tener toda la información confirmada", agregó. "Si se confirma es un caso mayúsculo y no sólo (debe) sancionarse sino tomarse otras medidas".

Cada año, miles de mexicanos y centroamericanos huyen de la violencia y pobreza en casa y se embarcan en una larga travesía hacia Estados Unidos. Sin embargo, muchos son deportados, otros secuestrados y algunos mueren en el peligroso trayecto.

Días atrás, organizaciones de derechos humanos denunciaron histerectomías "no autorizadas" en un centro de detención de migrantes en Georgia, así como supuestas "prácticas insalubres" que permitieron la propagación del coronavirus.

La denuncia de 27 páginas presentada por la organización Project South está basada mayormente en los testimonios de una enfermera que trabajó en el Centro de Detención de Irwin, en el sur de Georgia. Además, se adjuntó otra denuncia según la cual una inmigrante mexicana habría sido agredida sexualmente por vigilantes en un centro de detención de El Paso, Texas.

(Con información de Reuters)