La ministra del Interior del Reino Unido, Theresa May, aseguró que Rusia violó de manera descarada la ley internacional en el caso del asesinato del exagente de la KGB, Alexander Litvinenko, quien fue envenenado en esta ciudad en 2006.

La funcionaria criticó al gobierno ruso tras darse a conocer los resultados de una investigación en Reino Unido donde se acusa al presidente Vladimir Putin de probablemente aprobar el asesinato de Litvinenko.

NOTICIA: Rusia lamenta que el caso de Litvinenko se haya politizado

Esta es una descarada e inaceptable violación a la ley internacional y a la conducta civilizada, pero debemos aceptar que esto no llega como una sorpresa , aseguró May.

En la Cámara de Diputados, May señaló que la conclusión de la investigación confirmó que este fue un acto patrocinado por el gobierno ruso.

En particular la conclusión de que el estado ruso estuvo probablemente implicado en el asesinato del Sr. Litvinenko es profundamente alarmante , subrayó May.

Además, calificó las conclusiones de esta investigación como extremadamente graves y estamos analizando en detalle los resultados de la investigación y sus implicaciones .

El exagente de la KGB, de 43 años de edad, murió tres semanas después de tomar un té contaminado con polonio-210 en noviembre de 2006, cuando se encontraba acompañado de sus excolegas Andrei Lugovoi y Dmitri Kovtun.

La funcionaria del gobierno conservador anunció que han acordado congelar los activos de los dos sospechosos de envenenar a Litvinenko con la sustancia radiactiva.

Señaló que la Interpol ha sido notificada y se han emitido órdenes de arresto europeo contra los dos sospechosos rusos para que puedan ser detenidos si viajan al extranjero.

La orden de extradición contra Lugovoi y Kovtun fue rechazada por el gobierno ruso y a pesar de las serias acusaciones contra ellos, Rusia ha fracasado en entregar a la justicia a los criminales de este terrible crimen , aseguró la funcionaria.

May informó que la fiscalía inglesa (Crown Prosecution Service) tratará de buscar otros mecanismos legales para lograr la extradición de los sospechosos rusos y congelar sus activos.

NOTICIA: Rusia no colaborará en investigación sobre Litvinenko

Entretanto, la Oficina de Relaciones Exteriores (FCO, por sus siglas en inglés) convocó al embajador de Rusia en Reino Unido para manifestarle su inconformidad por la falta de cooperación del gobierno ruso al que May calificó como estado hostil .

La investigación británica concluyó que el asesinato en 2006 fue probablemente aprobado por Vladimir Putin y orquestado desde lo más alto de los servicios de inteligencia rusos (FSB antes KGB), encabezados por Nikolai Patrushev.

erp