Berlín. El tribunal alemán de Schleswig-Holstein dictaminó que el expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, podrá ser extraditado para responder por el cargo de malversación de fondos públicos pero no por el cargo de rebelión.

Alemania no reconoce el cargo de rebelión, y la Corte dijo que leyes alemanas afines como la que castiga la traición no se aplican porque las acciones de Puigdemont “no se elevaron a tal nivel de violencia”.

Si se concreta la extradición, Puigdemont sólo puede ser juzgado en España por malversación de fondos públicos con una pena máxima de 12 años. La principal acusación del Tribunal Supremo español era por el cargo de rebelión.

Tras darse a conocer el fallo, Puigdemont escribió en su cuenta de Twitter: “Hemos derrotado la mentira central del estado (español). La justicia alemana niega que el referendo del 1 de octubre fuera rebelión”.

La procuraduría alemana, que aún debe decidir formalmente sobre el pedido de extradición, detalló en un comunicado que lo hará “próximamente” y que no piensa apelar la sentencia.

Separación

Puigdemont huyó de España para evitar la cárcel tras el fallido intento de secesión. Se refugió en Bélgica tras su destitución y desde ese país viajaba a otros de la Unión Europea para internacionalizar su combate. Fue detenido en marzo en el norte de Alemania cuando viajaba en coche de Finlandia a Bélgica.

Ahora reside en Hamburgo; durante el proceso de extradición la sentencia dice que puede permanecer en libertad.

En total, 25 dirigentes separatistas catalanes fueron acusados por su papel en el intento de secesión de España el 27 de octubre, día en que el Parlamento catalán votó una declaración unilateral de independencia.

Entre ellos, 13 están acusados de rebelión. Nueve están en detención provisoria y cuatro huyeron al extranjero, como Carles Puigdemont.

El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, sólo se limitó a declarar que “lo importante en términos de la justicia española es que las personas involucradas en los hechos que ocurrieron en el último semestre del 2017 tienen que ser juzgadas por parte de los tribunales españoles”.