Jericó, Territorios Palestinos. Miles de personas se manifestaron en Jericó, en la mayor protesta en Cisjordania desde el anuncio en enero del plan estadounidense para Medio Oriente.

“No hay Estado palestino sin el valle del Jordán”, “Palestina no está en venta” o “el plan Trump no pasará”, podía leerse en algunas pancartas.

Convocadas por el partido Fatah de Mahmud Abas, líder de la Autoridad Palestina, miles de personas se concentraron en Jericó, como Mohammed Ichloon, de 48 años, procedente del campo de refugiados de Aqabat Jaber, situado a la salida de la ciudad.

“He venido para protestar contra la anexión pues ya no habrá más tierra para un Estado palestino si Israel se anexiona”, manifestó.

“No dejaremos a Israel que robe nuestras tierras”, insistió Kamal Said, un empleado de una oenegé cristiana que vive en el mismo campo.

El plan de la administración estadounidense prevé la anexión por parte de Israel de las colonias judías y el valle del Jordán, vasta llanura agrícola, y la creación de un Estado palestino en un territorio reducido.

Pero el liderazgo palestino dice que ha logrado unir apoyos internacionales contra este proyecto, en un momento en el que el gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, debe anunciar su estrategia a partir del 1 de julio para ejecutar el plan estadounidense.

A medida que se acerca esta fecha, funcionarios estadounidenses se reunirán esta semana para discutir si dan luz verde a Israel por su plan de anexar asentamientos judíos en la Cisjordania ocupada.

Un alto funcionario dijo que el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, estará en Washington para reunirse con funcionarios como el secretario de Estado Mike Pompeo, el asesor principal de la Casa Blanca, Jared Kushner, y el enviado de Oriente Medio, Avi Berkowitz. El presidente Donald Trump también podría unirse.