Una corte australiana ordenó este lunes que se revoque la libertad bajo fianza de la pareja de un autodenominado jeque que la semana pasada atacó a punta de pistola una cafetería en Sídney, lo que desató una crisis de rehenes de 16 horas que dejó tres muertos, incluido el hombre armado.

Amirah Droudis, que estaba bajo fianza acusada del asesinato de la ex esposa del atacante Man Haron Monis, recibió la orden de un tribunal de Sídney de volver a la cárcel para esperar un juicio.

Monis, quien había sido acusado como cómplice del asesinato, también estaba libre bajo fianza.

El percibido fracaso del sistema judicial para evitar que un criminal condenado que era bien conocido por las autoridades secuestrara un café en el distrito financiero de la ciudad a plena luz del día ha generado pedidos de un endurecimiento del sistema de libertad bajo fianza.

El año pasado, Droudis fue liberada bajo fianza después de ser acusada en conexión con el asesinato mediante apuñalamiento de la ex mujer de Monis.

El magistrado jefe Graeme Henson citó sus condenas previas, la naturaleza particularmente atroz del supuesto ataque y la posibilidad de que haya violado la fianza como factores para decidir volver a encarcelarla bajo custodia hasta el juicio.

"Encuentro que hay un riesgo inaceptable que no puede ser mitigado adecuadamente por una mayor extensión de la fianza", dijo Henson luego de la audiencia en un tribunal de Sídney.

Los abogados de Droudis argumentaron que el caso era "frívolo" y que su cliente estaba siendo colocada en medio del malestar público por la toma de la cafetería, en la cual no estuvo involucrada.

Su próxima comparecencia en la corte será en febrero.

werp