El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, indicó que Odebrecht compró un banco en Antigua para mover todos los sobornos que pagaban en los países donde operaban.

Adicional a eso, el ente acusador señaló que en la reunión que tuvieron 11 fiscales en Brasil, se descubrió que Meinl Bank, en Antigua, movió 1,609 millones de dólares en 15 años. Dinero dirigido a la financiación ilegal.

En el 2010, 51% del banco fue adquirido por Odebrecht. Y también se confirmó que desde Miami, abogados se encargaron de mover el dinero de los sobornos.

Martínez también aseguró que los tratados y convenios internacionales como la OCDE no sirven para casos como el de Odebrecht, pues se trata de instrumentos que no contemplan la extradición de quienes han utilizado el sistema financiero internacional para delinquir y han lavado activos en el exterior. De esta forma, los países afectados no pueden requerir la extradición

El fiscal recordó que hay 78 delatores en Brasil por el caso Lava Jato, entre quienes se encuentran directivos de Odebrecht y quienes no comparecerán ante los tribunales de justicia de los países afectados por la corrupción en Petrobras.

Criticó también que las multas de 2,600 millones de dólares llegarán a Brasil, Suiza y Estados Unidos, pero nada a los países como Colombia en donde se cometieron delitos.