Nueva York/Los Ángeles. Un medicamento con décadas de historia, que el presidente Donald Trump ha promovido insistentemente como una posible arma contra el Covid-19, se ha convertido en las últimas semanas en un estándar de atención en áreas de Estados Unidos afectadas por la pandemia, aunque los médicos que lo recetan no tienen idea si es efectivo contra el virus.

Los médicos y farmacéuticos de más de media docena de grandes sistemas de atención médica en Nueva York, Luisiana, Massachusetts, Ohio, Washington y California dijeron a Reuters que habitualmente usan hidroxicloroquina en pacientes hospitalizados por el virus.

Sin embargo, varios reconocieron que no han visto evidencia de que el medicamento, usado durante años para tratar la malaria y los trastornos autoinmunes, tenga algún efecto sobre el virus; no obstante, su uso se ha disparado luego de que Estados Unidos se convirtiera rápidamente en el epicentro de la pandemia.

Enfrentados a los números y en ausencia de tratamientos eficaces conocidos, médicos de primera línea dijeron que comenzaron a usar hidroxicloroquina y la cloroquina relacionada en pacientes que se están deteriorando, porque algunos estudios pequeños sugieren un posible beneficio.

Una parte del personal precisó que habían sido presionados por los pacientes para usar las terapias ampliamente promocionadas por Trump y algunos de sus partidarios.

Los médicos entrevistados por Reuters manifestaron que se sentían cómodos prescribiendo el medicamento por un periodo corto para pacientes con coronavirus, porque los riesgos son relativamente bajos y las terapias son económicas y generalmente están disponibles.

Sin diferencia

El doctor Daniel McQuillen, especialista en enfermedades infecciosas en el Hospital y Centro Médico Lahey en Burlington, Massachusetts, puntualizó que hasta ahora ha recetado hidroxicloroquina para unos 30 pacientes con Covid-19 porque el medicamento ha mostrado “un poco de actividad antiviral”. Pero no ha visto una “mejoría marcada en los pacientes”.

Mientras que la doctora Mangala Narasimhan, directora regional de Cuidados Críticos de Northwell Health, un sistema de 23 hospitales en Nueva York, a través de correo electrónico señaló: “En mi opinión, aunque es muy temprano, no veo una mejora dramática de la hidroxicloroquina en los pacientes”.