Buenos Aires.- El mandatario Mauricio Macri se despidió hoy de sus simpatizantes a días de dejar el poder, en medio del afecto de los presentes en la Plaza de Mayo, donde señaló al presidente electo Alberto Fernández que encontrará una oposición constructiva y no destructiva.

En el acto masivo de despedida que empezó primero en el balcón de la Casa Rosada y siguió en un templete colocado en la plaza, el mandatario dijo en el mensaje a Fernández que desde la oposición defenderá la democracia, las instituciones y las libertades de los argentinos.

En alusión a la senadora y compañera de fórmula de Fernández, Cristina Kirchner, el presidente saliente demandó una justicia independiente que se base en la ley y no en los discursos políticos, según indicó el diario Clarín.

Macri afirmó que defenderán las cosas que ha logrado su gobierno, entre ellos la lucha contra la corrupción, en la que es más difícil robar la plata de los argentinos”, de acuerdo con el diario la Nación.

En su discurso de unos 15 minutos, y en el que estuvo acompañado de su esposa Juliana Awada, Macri llamó a sus simpatizantes a no estar tristes, angustiados, y a formar un espacio opositor unido.

Indicó que los cuatro años de gobierno fueron mucho más difíciles de lo que pensó, siempre en minoría y con muchos palos en contra, aunque lograron muchas cosas.

Luego de destacar el activismo de las mujeres “que se han movilizado estos años” y de llamar a los jóvenes a participar por una mejor Argentina, a que sean protagonistas, el presidente saliente fue levantado en hombros por sus simpatizantes en la plaza llena de banderas azules y blancas.

El próximo 10 de diciembre se realizará el traspaso del poder en el Congreso, en lugar de hacerlo en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, para dar continuidad a la tradición ”kirchnerista”.

Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner asumirán su cargo como presidente y vicepresidenta de Argentina, luego de triunfar en la primera vuelta electoral del 27 de octubre, misma que perdió Mauricio Macri.