El gobierno británico anunció este viernes que ampliará sus nuevas ayudas para preservar empleos durante la pandemia a fin de proteger a los empleados de las empresas obligadas a cerrar a medida que las tasas de contagio se disparan.

El ministro de Finanzas, Rishi Sunak, extendió así un plan lanzado hace dos semanas que concernía únicamente a aquellos obligados a trabajar a tiempo parcial por el desplome de la actividad.

Bajo el esquema extendido, las empresas obligadas a cerrar por las crecientes restricciones recibirán ayudas para pagar salarios: el gobierno cubrirá dos tercios de los sueldos hasta un máximo de 2,100 libras (unos 2,715 dólares) mensuales por persona. Las empresas tendrán que pagar las contribuciones a la seguridad social.

A lo largo de esta crisis mi prioridad siempre ha sido proteger los empleos, por lo que hoy anuncio una expansión de nuestro plan de apoyo al empleo, específicamente para proteger a quienes trabajan en empresas a las que se les puede pedir que cierren", precisó Sunak.

Ante la disparada de los contagios, se prevé que el gobierno de Boris Johnson anuncie el lunes más restricciones en el norte de Inglaterra, donde bares y restaurantes podrían ser cerrados temporalmente como ya ha ocurrido esta semana en las ciudades escocesas de Edimburgo y Glasgow.

El Reino Unido es el país más castigado de Europa por la pandemia, con más de 42,600 muertes confirmadas por Covid-19. Y aumenta la preocupación ante la llegada de una segunda ola y su impacto social y económico.

Según datos publicados el viernes por la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS), unas 224,400 personas -aproximadamente 1 de cada 240 o más de 400 de cada 100,000- en Inglaterra tuvieron el coronavirus durante la semana del 25 de septiembre al 1 de octubre.

Aunque los adultos jóvenes son los principales afectados, también se multiplicaron por ocho las infecciones de los mayores de 65 años desde el mes pasado, según el mayor estudio británico, realizado por el Imperial College London e Ipsos MORI.

El estudio, con una muestra de 175,000 personas, calculó que se produjeron 45,000 nuevas infecciones cada día entre el 18 de septiembre y el 5 de octubre. La tasa de reproducción, conocida como número R, se sitúa esta semana entre 1.2 y 1.5, según cifras del gobierno británico, lo que significa que cada 10 personas infectan de media a entre 12 y 15 más.