Ginebra. Una sexta dirigente secesionista catalana, Anna Gabriel, salió de España esta semana para evadir la justicia y se instaló en Suiza, desde donde denunció este martes falta de garantías de enfrentar un proceso justo.

“Como no tendría un juicio justo, busqué un país que pudiera proteger mis derechos”, declaró al diario suizo Le Temps.

La dirigente del partido independentista catalán Candidatura de Unidad Popular (CUP), estaba convocada para asistir el día de hoy al Tribunal Supremo en Madrid, por lo que corría el riesgo de ser puesta en prisión preventiva.

Gabriel, profesora de Derecho nacida en 1975, es investigada desde finales de noviembre por aparecer señalada como integrante de un supuesto “Comité Estratégico”, encargado de “idear y pergeñar el proceso” de secesión de Cataluña respecto a España.

En la entrevista con el medio suizo, Gabriel consideró excesivas las investigaciones policiales y judiciales y las imputaciones contra un gran número de personas por su papel en el fallido intento de independencia del 27 de octubre en Cataluña.

“Es una persecución política (...) No es un tribunal imparcial”, declaró a la cadena suiza RTS en otra entrevista la exportavoz del grupo parlamento de la CUP, formación de extrema izquierda separatista.

Comparó la situación en España a la creada por las purgas en Turquía y asegura que se está produciendo una “caza de brujas” contra los independentistas.

Gabriel precisó que en caso de que el Tribunal Supremo emita una orden de detención para pedir su envío a España, no descarta solicitar asilo político en Suiza.