Estrasburgo. Cientos de policías y soldados buscaban el miércoles al presunto extremista que disparó contra visitantes de uno de los mercados navideños más famosos de Europa, en la ciudad de Estrasburgo, matando a tres personas, hiriendo a al menos 13 más y poniendo al país de nuevo en jaque.

Una foto de Cherif Chekatt, de 29 años, quien nació en Estrasburgo, fue distribuida públicamente el miércoles por la noche. Él es el supuesto terrorista que atacó la noche del martes. Ha recibido 27 condenas por actos delictivos.

Cientos de policías y soldados peinaron Estrasburgo en su búsqueda, bloqueando los puentes que cruzan hacia Alemania.

El primer ministro francés, Edouard Philippe, anunció el fortalecimiento de la seguridad en los mercados navideños.

El sospechoso se había radicalizado en prisión y estaba controlado por los servicios de inteligencia franceses desde que recuperó la libertad a finales del 2015 por su presunto extremismo religioso, dijo Laurent Núñez, secretario de Estado ante el ministro del Interior.

La policía había intentado arrestar al hombre el martes por la mañana, horas antes de la balacera, en relación con un intento de homicidio, señaló Núñez. Él no estaba en casa, pero otras cinco personas fueron arrestadas. De acuerdo con los vecinos de Chekatt, presentaba un comportamiento inestable desde que salió de la cárcel.