Ginebra. La Organización Mundial de la Salud dio el día de ayer cuenta de la "preocupante" amenaza que implica la variante del coronavirus aparecida en India y criticó la diplomacia de las vacunas, en momentos en que varios países aflojan las restricciones.

"Hay información de que el B.1.617 es más contagioso" y que tiene un grado de resistencia a las vacunas, por lo que "lo clasificamos como una variante de preocupación global", dijo Maria Van Kerkhove, gerente técnica de la lucha contra el coronavirus de la Organización Mundial de la Salud, en alusión a la cepa india.

No obstante, aclaró que una vacuna con eficacia reducida no significa que no cumpla una función protectora contra las formas más graves de covid-19 y evite muertes. Asimismo, instó a seguir tomando todas las precauciones para limitar los contagios.

Esta nueva variante podría explicar, al menos en parte, la actual situación en India, donde mueren 4,000 personas al día, con un total de casi 250,000 fallecidos.

Diplomacia de las vacunas

En tanto, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que "la única opción (...) para poner fin a esta pandemia es la cooperación", tras ser consultado por la prensa sobre las prácticas de algunos países como China o Rusia que dan acceso a sus vacunas a países que carecen de ellas a cambio de contrapartidas.

"La diplomacia de vacunas no es cooperación, es maniobra geopolítica", afirmó. "No podemos vencer este virus haciéndonos competencia, si competimos por los recursos o por una ventaja geopolítica es el virus el que toma ventaja".

Por otra parte, la Unión Europea no renovó aún su contrato con AstraZeneca para después de junio.