Seúl. China confirmó la visita histórica y “no oficial” a Pekín del dirigente norcoreano, Kim Jong-Un, junto a su esposa, Ri Sol-Ju, en lo que supone su primer viaje al extranjero, que se produce en plena etapa de distensión en la disputa por el programa nuclear y armamentístico de Corea del Norte.

El líder norcoreano se reunió con el presidente chino Xi Jinping en Beijing, informó la agencia de noticias oficial local Xinhua.

“Mantuve conversaciones exitosas con (el presidente) Xi Jinping sobre las relaciones entre los dos partidos y los dos países, nuestras respectivas situaciones internas, el mantenimiento de la paz y la estabilidad en la península coreana y otros asuntos”, declaró.

Kim Jong-Un durante el banquete que le ofreció el presidente chino, según la agencia Xinhua.

Los rumores sobre la visita se dispararon el lunes cuando se vio llegar el tren blindado del régimen norcoreano a la estación de la capital china, donde durante todo el martes se elevaron de manera significativa las medidas de seguridad.