El presidente Trump dijo a sus asesores en privado que está considerando perdonar a Alice Marie Johnson, una mujer de 63 años que ha estado tras las rejas por más de dos décadas por un delito de drogas y cumple prisión de por vida, después de reunirse con la mediática estrella de reality show, Kim Kardashian, para discutir el caso.

El perdón por Johnson podría llegar tan pronto como hoy.

 La documentación estaba siendo finalizada, de acuerdo con una persona familiarizada con el asunto. Los colaboradores de Trump consideran que el sello de celebridad de Kardashian es crucial y atractivo para el presidente.

Pero el perdón a Johnson ha causado consternación en el ala oeste y los principales asesores, incluidos el jefe de personal John F. Kelly, quien ha revisado los antecedentes de Johnson declarada culpable en 1996 de ocho cargos criminales relacionados con una operación de tráfico de cocaína en Memphis, Tennessee. En la acusación se señala a Johnson como parte activa en docenas de entregas y transacciones vinculadas a estupefacientes, y no está convencida de que merezca el perdón, dijo un funcionario de la administración.

Jared Kushner, el yerno y asesor principal del presidente que ayudó a organizar la reunión con Kardashian en la Oficina Oval la semana pasada, ha insistido mucho para que se disculpe a Johnson dentro del ala oeste, de acuerdo con estos funcionarios que hablaron bajo la condición de anonimato.