Lima. Las hijas del expresidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) denunciaron que la prisión preventiva impuesta por el Poder Judicial en su contra, de 36 meses (3 años), “es una condena de muerte”, ante el delicado estado de salud en que se encuentra el exjefe de Estado, que le impediría cumplir con la sanción judicial.

“Una prisión preventiva de 36 meses para un hombre que está próximo a 81 años, con problemas cardíacos como los que tiene, es en la práctica una condena de muerte”, aseguró la hija del expresidente, Alex Kuczynski.

En ese sentido, manifestó que su padre “no merece pasar por esta tortura”. “Mi padre es un demócrata que respeta la Constitución y las leyes. Él está absolutamente dispuesto a responder, en libertad, todas las acusaciones de los fiscales, pero enviarlo a la cárcel 36 meses antes de cualquier juicio es un atentado contra cualquier ser humano”.

La hija de PPK recordó que tras la decisión del Poder Judicial, el último viernes un equipo de la policía fue a la Clínica Angloamericana con la intención de esposarlo a la cama. “Esto se evitó por la oposición del equipo médico y de enfermeras de la clínica, que les hicieron ver el horror que significaba hacer eso con un hombre de 81 años, en la condición médica que se encuentra y dentro de la unidad de cuidados intensivos”, explicó.

“Lo que se intentó con él es lo más inhumano y humillante que se puede esperar”, arguyó.

Precio de la corrupción

El suicido del expresidente Alan García ha desatado un debate en Perú, y los periódicos se preguntan: ¿Cuál será el precio de combatir la corrupción?

Todos menos dos de los exmandatarios vivos del país son sospechosos de haber participado en el mayor caso de corrupción de América Latina, en el que el gigante brasileño de la construcción Odebrecht pagó 800 millones de dólares a políticos de la región.