Nueva York. El dirigente opositor venezolano, pero también reconocido como presidente del país por 56 naciones, Juan Guaidó, movió ficha la semana pasada al ofrecer al régimen de Nicolás Maduro negociar el desmantelamiento de las sanciones que pesan sobre Venezuela en caso de que convoque elecciones. Para varios políticos y analistas, es el momento adecuado para establecer un mecanismo de negociación entre Maduro y la oposición.

Uno de los políticos mexicanos más experimentados en el ámbito internacional es, sin lugar a dudas, Porfirio Muñoz Ledo, actualmente diputado de Morena.

“Mucho nos ayudaría ahora imaginar un proceso semejante al de Contadora, donde se incluyera a países de la región y a otros con intereses en ella”, para resolver la crisis en Venezuela, comentó Muñoz Ledo.

La OEA del secretario General Luis Almagro no ha ayudado a buscar solución al conflicto. Para Muñoz Ledo, “el único avance sustantivo ha sido extraer el problema de la jurisdicción de la OEA, cuyo Secretario General ha echado sistemáticamente leña al fuego y cuyo Consejo General ha cerrado filas hacia una derecha intransitable”.

Ahora que el panorama en Venezuela comienza a moverse para buscar nuevas soluciones, Porfirio Muñoz Ledo está de acuerdo con los señalamientos de la relatora especial de Naciones Unidas que atiende las medidas coercitivas unilaterales y derechos humanos, Alena Douhan, sobre la necesidad de crear un mecanismo similar al de Contadora.

Tras su reciente visita a Caracas y otras ciudades de la nación suramericana, Alena Douhan exhortó a Estados Unidos, la Unión Europea y otros estados, prescindir de las sanciones unilaterales impuestas contra el régimen de Nicolás Maduro.

Por lo anterior, hoy es el momento de revivir la idea que tuvieron el presidente López Obrador y el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard al inicio del sexenio: proponer al diplomático Bernardo Sepúlveda como el encargado de conducir las negociaciones por parte de México. Es decir, los pasos de la diplomacia mexicana en el tema Venezuela serían los mismos que se siguieron en el Grupo de Contadora.

Otros tiempos

Pilar Lozano, diputada de Movimiento Ciudadano y miembro de la comisión de Exteriores en la Cámara de Diputados, comenta que, los actuales, “son unos tiempos muy diferentes (a los que se vivían en 1983 cuando se creó el Grupo Contadora); con una política muy diferente a pesar de que AMLO diga “vamos a ayudar a nuestros hermanos centroamericanos”. Lozano no cree “que México se comprometiera en este momento con otros países” para crear un mecanismo como el de Contadora.

geopolitica@eleconomista.mx