Ginebra. La Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconsejó el día de ayer 30 de noviembre, viajar a las personas de riesgo pero estimó que las prohibiciones de los desplazamientos impuestas por los países "no impedirán" la propagación de la nueva variante del coronavirus ómicron.

"Las prohibiciones generales de viajar no impedirán la propagación internacional" de esta mutación, estimó la OMS en un documento técnico, aunque recomendó "a las personas que no tienen buena salud o que corren el riesgo de desarrollar una forma grave" de Covid-19 que "pospongan el viaje".

Ante los temores surgidos por la nueva cepa, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió "calma" e instó a los Estados miembros a una respuesta "racional" y "proporcional".

El responsable de la institución dijo comprender "la preocupación de todos los países por proteger a sus ciudadanos" pero expresó su inquietud por el hecho de que varios países "implanten medidas generales y brutales que ni están fundadas en pruebas ni son eficaces de por sí, y que no harán más que agravar las desigualdades".

Desde que Sudáfrica señaló la aparición de esta variante la semana pasada, muchos países cerraron sus fronteras a las personas procedentes de la África austral, suscitando la indignación en la región.

Estas medidas "pueden tener un impacto negativo en los esfuerzos sanitarios mundiales durante una pandemia al desanimar a los países a informar y compartir los datos epidemiológicos y de secuenciación", advirtió la OMS.

Varios laboratorios, como Moderna, Pfizer, AstraZeneca, Novavax y Johnson&Johnson (J&J) están trabajando en nuevas versiones de la vacuna anticovid específicas contra la nueva cepa.

Miedo global

Canadá prohibió desde ayer la entrada a viajeros de Nigeria, Malaui y Egipto, elevando a 10 el número de países africanos restringidos por Ottawa.

Desde ayer, los británicos deberán llevar el cubrebocas obligatoriamente en el transporte público y en el comercio. Además, el Reino Unido endureció las medidas para ingresar en el país.

También lo hizo Japón, ayer detectó el primer caso de ómicron en su territorio, en un hombre que regresó de Namibia. El lunes, el archipiélago anunció restricciones fronterizas y vetó la entrada a todos los extranjeros que no sean residentes.

El gobierno español anunció el día de ayer que suspenderá los vuelos procedentes de varios países del África austral desde mañana y hasta 15 de diciembre para "limitar la propagación" de la variante.

En Francia, las autoridades sanitarias recomendaron vacunar a los niños de entre 5 y 11 años que presenten riesgo de una forma grave de Covid-19.

Ninguna variante del Covid-19 había provocado tanta preocupación desde la emergencia de delta, que actualmente es la dominante y es muy contagiosa.

El miedo corre rápido por el mundo.