Cucutá, Colombia. El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró que su país continuará utilizando todas las herramientas económicas y políticas a su disposición en contra del régimen del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y lo instó a dejar el gobierno.

Después de una gira de trabajo por Chile, Paraguay y Perú, Pompeo llegó a un refugio para migrantes en la ciudad de Cúcuta, Colombia acompañado por el mandatario colombiano Iván Duque. No lejos de allí, las fuerzas de seguridad venezolanas se mantenían en alerta en el puente internacional Simón Bolívar, que comunica a ambos países.

“Nos comprometemos a que el régimen y aquellos que lo mantienen en pie se hagan responsables por la corrupción y la represión de la democracia”, declaró Pompeo.

Más de 3 millones de venezolanos han huido de la hiperinflación, la escasez de alimentos y medicamentos y de la crisis política. Colombia se convirtió en el principal destino de los inmigrantes venezolanos, y actualmente más de 1.2 millones de encuentran en diferentes ciudades del país cafetero.

Asimismo, Pompeo advirtió que Cuba deberá entender que su respaldo a Maduro tiene costos asociados, y anunció que Estados Unidos tendrá la misma discusión con Rusia.

Washington ha impuesto una serie de sanciones contra el gobierno de Maduro en un intento de expulsarlo del poder. El viernes agregó cuatro compañías y nueve barcos a su lista negra pero los críticos han advertido que esas acciones podrían perjudicar a los venezolanos comunes.

Esfuerzo compartido

La XII Reunión de Cancilleres del Grupo de Lima se dará cita hoy en Santiago, Chile, para analizar la crisis que vive Venezuela, que se ha visto acrecentada por el drama humanitario; dialogar sobre los próximos pasos a seguir para el restablecimiento de la democracia en ese país, y suscribir una nueva declaración.