Washington. Los agentes fronterizos de Estados Unidos expulsaron a aproximadamente un tercio de los padres e hijos migrantes que viajaban juntos y fueron atrapados cruzando la frontera suroeste en marzo, según datos del gobierno de EE. UU., Lo que socava la afirmación del presidente Joe Biden de que la mayoría de las familias están siendo enviadas de regreso a México.

Alrededor de 17,000 de los casi 53,000 padres e hijos capturados en la frontera en marzo fueron expulsados bajo una orden de salud pública relacionada con Covid-19 conocida como Título 42, dijo un funcionario de la administración durante una sesión informativa de antecedentes con periodistas el miércoles.

El resto fue colocado en procedimientos de inmigración de EU de acuerdo con la práctica anterior al Título 42, que se implementó bajo el ex presidente Donald Trump en marzo de 2020.

En total la cantidad de migrantes indocumentados detenidos en la frontera sur de Estados Unidos subió un 71% en marzo con respecto al mes anterior, sumando 172,331 personas, un máximo en 15 años.

El número de menores no acompañados registró un aumento del 100% en un mes, al sumar más de 18,890 niños, según los datos publicados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EU (CBP).