El partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), tercera fuerza en el Bundestag, ha construido un discurso político capitalizando el descontento de la población basado en la desigualdad y la seguridad en Alemania.

Franco Delle Donne, consultor en comunicación y experto en la ultraderecha alemana, consideró que AfD ha logrado un impacto importante a pesar de que el desplazamiento del discurso hacia la derecha en Alemania no es nuevo.

“Hay gente descontenta por la desigualdad y por la apertura a migrantes y, a partir del discurso de la ultraderecha, construyen la idea de que los refugiados y migrantes son muchos y peligrosos. En casos particulares como lo que pasó en Chemnitz se construye una realidad donde la gente se siente en peligro”.

Para Delle Donne, hechos como el de Chemnitz reflejan el triunfo de AfD en el análisis y discurso político, porque ha calado en la población (sobre todo en el este del país), además de derrotar a los partidos tradicionales.

“Los partidos tradicionales no han podido desarmar el discurso de AfD, cada vez que pasa un intento de crimen o de sospecha que tiene que ver con un migrante a AfD le alcanza para hacer su caldo de cultivo, no han logrado hacerle frente en términos discursivos”, dijo.

Elecciones

De cara a las elecciones de Baviera el 14 de octubre, Franco Delle Donne destacó que, ante la falta de lograr una mayoría absoluta, será difícil formar gobierno con seis partidos en el Parlamento.

“Se empieza a hablar, como en el caso de Austria, de una coalición entre los conservadores con los ultraderechistas, aunque no creo que esto suceda; el hecho de que se empiece a discutir eso ya es un paradigma político de cambio muy importante”, concluyó.mente se digamos que el hecho de que se empiece a discutir eso ya es un paradigma político de cambio muy importante”, concluyó.