Harare. El partido opositor zimbabuense Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) reivindicó la victoria de Nelson Chamisa en las primeras elecciones de Zimbabue tras 37 años de gobierno del defenestrado Robert Mugabe, pero el gobierno amenazó con encarcelar a los líderes por anunciar resultados.

“En tanto que gobierno, hemos constatado con preocupación las acciones y el comportamiento de ciertos dirigentes de partidos políticos que declaran públicamente que anunciarán resultados sin tener en cuenta las disposiciones legales”, declaró el ministro del Interior, Obert Mpofu, ante la prensa en Harare.

“Estoy seguro de que nadie desea provocar la ira de la ley y arriesgarse a ser enviado a prisión”, amenazó.

Por su parte, el presidente saliente Emmerson Mnangagwa, líder del ZANU-PF, dijo que la información sobre “el terreno es extremadamente positiva” sobre sus perspectivas de victoria.

Sus adversarios plantean la posibilidad de presentar acusaciones de fraude. Está prevista una segunda vuelta el 8 de setiembre si ningún candidato obtiene al menos 50% de los votos en la primera ronda.

Tandai Biti, uno de los principales responsables del opositor MDC, había reivindicado la victoria del candidato de su partido. “Los resultados muestran más allá de cualquier duda que hemos ganado las elecciones y que el próximo presidente de Zimbabue es Nelson Chamisa”, explicó Biti, exministro de Finanzas.

Tanto Mnangagwa como Chamisa habían afirmado más temprano que estaban ganando los comicios del lunes.

Los resultados oficiales de las elecciones presidenciales, legislativas y municipales, en las que principalmente se disputan los cargos el Zanu-PF, partido en el poder desde 1980, y el MDC, no fueron anunciados aún.

Las autoridades electorales estimaron que la participación era de 75% una hora antes del cierre de los colegios electorales. Hubo 23 candidatos. Falta confirmación de resultados.