Nueva York. El comediante Stephen Colbert, quien participó en forma indirecta en el proceso de selección de candidatos presidenciales del Partido Republicano en Carolina del Sur, anunció el retiro de sus aspiraciones a la Casa Blanca.

La decisión del conductor del programa Informe Colbert , en el que interpreta a un líder de opinión de la ultraderecha, a fin de ridiculizar sus posiciones, se dio luego de que obtuviera sólo 1.0 por ciento de las preferencias de los votantes en Carolina del Sur.

Colbert no logró registrarse a tiempo para participar en las primarias de ese estado, por lo que pidió a sus simpatizantes votar por Herman Cain, quien ya había retirado su candidatura, pero su nombre aún estaría impreso en la boleta.

La intención del comediante era ganar suficiente apoyo dentro del Partido Republicano para crear un comité exploratorio que le informara de sus posibilidades de convertirse en presidente de Estados Unidos.

Es con un corazón adolorido y un colón espástico que vuelvo a suspender la campaña de Herman Cain. Además, estoy oficialmente terminando mi comité exploratorio para participar en la carrera a la Casa Blanca , dijo el comediante la víspera en su programa televisivo.

Pese a su fracaso en términos de votos, el esfuerzo de Colbert constituyó una severa crítica a la falta de control al financiamiento privado de las campañas presidenciales en Estados Unidos.

Con ese espíritu, Colbert había formado un Súper Comité de Acción Política (Super PAC), que son grupos que recaban recursos para influir en los resultados electorales y que han sido ampliamente criticados porque no tienen límites para recabar fondos.

Creados por una decisión judicial de 2010, los Super PAC cercanos a los candidatos generalmente se encargan de lanzar campañas de desprestigio contra sus rivales, en tanto que los políticos beneficiados de los ataques se deslindan de sus autores.

Ese mismo Super PAC, que no debe reportar públicamente sobre sus operaciones, fue lo que financió las aspiraciones de Colbert, quien en numerosas ocasiones subrayó la falta de control de estas entidades.