Hong Kong. El gobierno de Hong Kong ordenó a las escuelas retirar los libros que puedan violar la ley de seguridad nacional impuesta la semana pasada por China.

Los directores y los maestros de las escuelas “deben examinar el material pedagógico, inclusive los libros” y “retirarlos si encuentran ahí contenidos obsoletos que puedan coincidir con los cuatro tipos de infracciones” definidas por la ley, anunció el departamento de Educación del gobierno prochino.

Esta directiva a las escuelas fue anunciada dos días después de que las bibliotecas indicaran que retiraron de sus estanterías las obras que puedan violar la ley de seguridad nacional.

Entre los autores cuyos títulos ya no están disponibles figuran Joshua Wong, uno de los dirigentes de las protestas estudiantiles, y Tanya Chan, diputada prodemocrática.

El régimen chino impuso el 1 de julio a la ex colonia británica un texto muy controvertido que hace temer a la oposición un retroceso inédito de las libertades desde la retrocesión de 1997 por el Reino Unido de ese territorio, que dispone de un estatuto de autonomía.

Según Joshua Wong, esta retirada de libros fue provocada por la ley sobre la seguridad nacional. “El terror blanco sigue propagándose, la ley de la seguridad nacional es, por naturaleza, un instrumento destinado a cuestionar (la libertad) de palabra”, escribió el sábado en Facebook.

“No se puede ignorar o silenciar la voz del pueblo de Hong Kong. Con la convicción de que el pueblo de Hong Kong va a pelear por su libertad, nunca nos rendiremos ante Pekín”, agregó Wong en el exterior del tribunal donde es juzgado por su implicación en las revueltas prodemocracia del año pasado.

Facebook y WhatsApp no darán información

Facebook y su servicio de mensajería WhatsApp anunciaron que dejaban de responder a los pedidos del gobierno y las autoridades de Hong Kong sobre información de sus usuarios.

“Suspendemos el examen de demandas del gobierno respecto a los datos de los usuarios de Hong Kong mientras se espera una evaluación más en profundidad de la ley sobre seguridad nacional”, dijo un portavoz de Facebook.

Por su parte, WhatsApp señaló que “la gente tiene derecho a mantener una conversación privada en línea”.

Este mismo lunes en un tribunal se celebró la audiencia de la primera persona que fue encausada por delitos previstos en la nueva ley de seguridad.

Tong Ying-kit, de 23 años, fue acusado de terrorismo y de incitación a la secesión, y fue detenido de forma preventiva.

Una fuente policial precisó que el sospechoso lanzó su moto contra un grupo de policías y tenía una bandera prodemocracia.