Washington. China podría estar realizando en secreto pruebas nucleares de bajo nivel, a pesar de afirmar que se apega estrictamente a un acuerdo internacional que prohíbe todas las pruebas nucleares, alertó el Departamento de Estado de Estados Unidos en un informe lo cual podría alimentar las tensiones entre ambos países.

El hallazgo, reportado por primera vez por el Wall Street Journal, puede empeorar los lazos de por sí tensos en la relación bilateral por los reclamos estadounidenses sobre lo que considera un mal manejo de Beijing en el estallido del nuevo coronavirus.

El informe no presenta pruebas sobre la posible ruptura del acuerdo nuclear por parte de China, sin embargo, cita las preocupaciones en Estados Unidos sobre las posibles infracciones de Beijing de un estándar de rendimiento cero en su sitio de prueba nuclear de Lop Nur durante el 2019.

El rendimiento cero se refiere a una prueba nuclear en la que no hay una reacción en cadena explosiva del tipo encendido por la detonación de una cabeza nuclear.

“La posible preparación de China para operar su sitio de prueba de Lop Nur durante todo el año, su uso de cámaras de contención de explosivos, extensas actividades de excavación en Lop Nur y la falta de transparencia en sus actividades de pruebas nucleares (...) plantean preocupaciones con respecto a su adhesión al rendimiento cero estándar”, señala el informe.

Control de armas

Una portavoz de la Organización del Tratado de Prohibición de Pruebas Integrales, que verifica el cumplimiento del pacto, dijo al Wall Street Journal que no ha habido interrupciones en las transmisiones de datos desde las cinco estaciones de sensores de China desde finales de agosto del 2019 después de una interrupción que comenzó en el 2018.

China tiene alrededor de 300 armas nucleares y EU busca incorporarlo a un acuerdo global de control de armas.