Ciudad de México. Tras casi un año de protestas y violencia en las calles de Hong Kong, la Asamblea Nacional Popular (Parlamento chino) debatirá este viernes la introducción de una ley sobre seguridad nacional en la ex colonia británica.

Confirmando las declaraciones del gobierno chino, el portavoz de la embajada de China en México, Ma Zhen, aclaró en videoconferencia que la iniciativa tiene el objetivo de salvaguardar la soberanía, la seguridad y los intereses para el desarrollo de Hong Kong, así como garantizar el principio de un país, dos sistemas, vigente desde 1997.

“Desde su retorno a la patria hace 23 años, Hong Kong no ha cumplido con su deber constitucional en materia de seguridad nacional en línea de la constitución y la Ley Básica de la Región Administrativa Especial de Hong Kong. Los evidentes vacíos en el sistema judicial y la ausencia de mecanismos de aplicación hacen que la región se encuentre en un estado sin protección. La oposición hongkonesa confabulándose con las fuerzas externas se dedica a las actividades de secesión, subversión, infiltración y sabotaje contra la parte continental desde hace muchos años”, declaró el representante chino a la prensa mexicana.

También puntualizó que Hong Kong se ha convertido en un punto de riesgo para la seguridad nacional de China por lo que los separatistas, así como las personas que organizan y participan en las actividades terroristas deben ser castigadsos de acuerdo con la ley correspondiente.

“Haciendo esto estamos protegiendo a la mayoría de los habitantes hongkoneses que obedecen la ley, eso coincide con los intereses fundamentales de Hong Kong y también con los intereses de la comunidad internacional”, afirmó.

“Las turbulencias que tuvieron lugar en junio del año pasado han socavado gravemente el Estado de derecho y la estabilidad de Hong Kong y ha empantanado la economía y el bienestar social de la ciudad con una pérdida económica de miles de millones de dólares. Las fuerzas hostiles están tomando a Hong Kong como el instrumento para realizar actividades separatistas, subversivas y terroristas y para intervenir en los asuntos de Hong Kong y China”, agregó.

Asimismo, el funcionario de la Emabajada china enfatizó que el gobierno chino seguirá implementando el principio de un país, dos sistemas, ya que esa determinación es “inquebrantable”, y recordó que “la legislación para salvaguardar la seguridad nacional en Hong Kong es un asunto puramente interno de China, en el cual ningún país extranjero tiene el derecho de interferir”.

La calma no llega

Aunque no entró en detalles sobre la ley los medios de comunicación de Hong Kong informaron que la legislación prohibiría la secesión, la interferencia extranjera, el terrorismo y todas las actividades sediciosas destinadas a derribar el gobierno central y cualquier interferencia externa en el centro financiero.

“El gobierno central de China asume la mayor y la última responsabilidad de salvaguardar la seguridan nacional. Se preocupa más por la prosperiad y estabilidad de Hong Kong, así como el bienestar de los compatriotas hongkoneses”, conlcuyó.

Las protestas que iniciaron el 9 junio del 2019 en pro de la democracia se volvieron a activar durante este mes tras permancer la calma durante unas semanas a causa de la pandemia del coronavirus.

[email protected]