El expresidente de la Generalitat declarará hoy ante un juez local, según ha informado el Land de Schleswig-Holstein, cuya Fiscalía estudiará la euroorden emitida contra él. La policía alemana “ha retenido” al expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, cuando éste acababa de cruzar en coche la frontera desde Dinamarca a raíz de la euroorden de detención cursada por la justicia española, según ha informado en un primer momento el abogado del expresident Jaume Alonso-Cuevillas.

Por su parte, las autoridades alemanas confirmaron oficialmente al gobierno español el arresto del expresident, que se produjo a las 11:19 horas (tiempo de Alemania), en la autopista A7, dirección sur. Tras su detención, Puigdemont quedó bajo custodia policial, informó el vocero de la Policía de lo Criminal del Land de Schleswig Holstein, Uwe Keller, y fue trasladado al centro penitenciario de Neumünster, al sur de Kiel, según informaciones del diario Bild.

Los servicios secretos españoles alertaron a las autoridades alemanas de que el expresidente catalán podría estar en su territorio, según afirmó el semanario Focus y fue confirmado en España por fuentes policiales. El arresto, por tanto, se materializó gracias a la cooperación entre la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania y la Policía Nacional española (Comisaría General de Información y División de Cooperación Internacional), en coordinación con el CNI.

La Fiscalía general del estado federado de Schleswig-Holstein, al norte de Alemania, es la encargada de estudiar la euroorden y hoy determinará si mantiene a Puigdemont en custodia policial hasta que se resuelva su entrega a España. El expresidente declarará este lunes ante un juez local. Esta comparecencia servirá para verificar su identidad.

¿Alemania lo entregará?

Paul Bekaert, abogado de Carles Puigdemont, confía en que Alemania no entregue a su cliente a la justicia española, incluso si los delitos de los que se le acusa también existen en el código penal alemán.

Entre los motivos para justificar su opinión, Bekaert comenta que “esta orden está siendo abusada con fines políticos, para encarcelar a oponentes políticos”, que “España está aparentemente derivando en una dictadura” y que “no hay separación de poderes ni democracia parlamentaria, porque los elegidos por la gente ahora están en la cárcel”.

La euroorden es un sistema de extradición acelerado entre Estados Miembros de la UE. Para que se active con éxito, los delitos de los que se acusa al presunto delincuente en un país deben existir en el código penal del país que debe proceder con la entrega.

Torrent reacciona

El presidente del Parlament reveló que hoy empezará a trabajar con partidos, sindicatos, entidades y organizaciones relevantes de la sociedad civil para “articular una respuesta conjunta y unitaria” a la situación de Cataluña.

En un mensaje institucional difundido a través del canal autonómico TV3, Torrent señaló que “la causa de la democracia está por encima de cualquier interés” y agregó: “Pongamos unidad, inteligencia colectiva, aparquemos (estacionemos) discrepancias, construyamos esperanzas”.

Torrent mostró tristeza por la detención de Carles Puigdemont, al que definió como presidente “en virtud de la decisión libre, soberana y democrática de sus conciudadanos” y al que nadie puede cesar ni mucho menos perseguir, advirtió.

Según Torrent, son “los momentos más oscuros de la democracia y los derechos fundamentales en Cataluña y en el conjunto del Estado español desde 1978”, dado el actual “contexto de involución democrática sin precedentes”.

Reacciones

Ante este discurso, el presidente del PPC, Xavier García Albiol, tildó a Torrent de “agitador” y afirmó que Cataluña no necesita “frentes” sino “tender puentes y mucho diálogo” .

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, acusó a Torrent de hacer un “mitin independentista” para “alimentar la confrontación”, cuando los catalanes lo que necesitan es “seny (cordura), reconciliación social, legal y normalidad institucional”.

La CUP ofrece apoyo

La Candidatura de Unidad Popular (CUP)  se ofreció incorporarse a la Mesa del Parlament para facilitar la investidura de Puigdemont.

En un comunicado, la CUP ha constatado que “la situación es grave” y “hay que reforzar inmediatamente la legitimidad” de Puigdemont.

Sobre la posibilidad de forzar su investidura a distancia, la vocera del PDeCAT, Maria Senserrich, ha dicho esta tarde que “toda propuesta es bienvenida”.

en Barcelona, 98 heridos

miles de personas protestaron en una manifestación por el centro de Barcelona contra la detención en Alemania del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el encarcelamiento de dirigentes independentistas por orden del Tribunal Supremo. Una marcha en la que los Mossos cargaron contra los manifestantes en varias ocasiones y por la que seis personas fueron detenidas por un delito de atentado contra la autoridad. Además, se contabilizaron 98 heridos leves, 13 de ellos policías, según el Sistema de Emergencias Médicas.

Además, grupos de independentistas cortaron varias carreteras de Cataluña o entorpecieron la circulación por ellas.

En Barcelona se vivieron momentos de tensión durante un choque frente al edificio de la Delegación del gobierno español, con algunos forcejeos.

Los concentrados en Gerona, ciudad de la que fue alcalde Puigdemont, pintaron de amarillo la fachada de la subdelegación del gobierno central.