En una tensa reunión en la capital de Washington, DC, sobre un propuesto carril para bicicletas, una defensora de los ciclistas aparentemente intentó añadir legitimidad a su argumento declarando que había vivido en la ciudad durante ocho años.

Los oponentes al carril para bicicletas principalmente feligreses de una prominente iglesia afroamericana de DC que teme que el carril para bicicletas eliminaría los espacios de estacionamiento se burlaron de la sugerencia de que ocho años califican como mucho tiempo.

Lo que se anunció como una reunión del Departamento de Transporte del Distrito para discutir diferentes propuestas del carril para bicicletas se convirtió rápidamente en una reunión que desenterró las tensiones en la ciudad que cambia rápidamente entre los residentes negros de siempre y los nuevos residentes, principalmente blancos.

NOTICIA: Ojo, mañana entra en vigor el nuevo reglamento de tránsito

Simplemente creo que tenemos que proteger lo que es nuestro , dijo Robert Price III, un pastor de la Iglesia United House of Prayer, de la calle M, después de la reunión en octubre pasado. Varias iglesias negras prominentes han salido del distrito en los últimos años, algunas, en parte, a raíz de que los miembros se mudaron hacia los suburbios.

Ésta no es la primera vez que el debate para los carriles exclusivos para bicicletas se ha convertido en un pararrayos en las cuestiones culturales y económicas de las comunidades urbanas.

En el 2013, un debate similar se desarrolló en el centro de la ciudad de Washington DC por un carril para bicicletas después de que otra iglesia prominente dijo que el carril protegido, propuesto para ciclistas, reduciría sus espacios de estacionamiento los domingos. En el 2011, Portland tuvo una controversia con los carriles para bicicletas, cuando un carril propuesto a través de un histórico barrio afroamericano incitó a los residentes a argumentar que atraería ciclistas a un área más acostumbrada a los coches.

En Nueva York la política rodea los carriles para bicicletas. En el 2013, los candidatos liberales a alcaldes de la ciudad trataron de diferenciarse del alcalde Michael Bloomberg y su gestión probici.

Los restaurantes caros, los parques para perros y los gimnasios durante mucho tiempo han sido vistos como símbolos de la gentrificación, un término generalmente entendido como la nueva riqueza y la gente que inunda un área, desplazando a los residentes de toda la vida o aquellos que hacen nuevas instalaciones inasequibles para ellos. Pero, ¿qué es lo que tienen los carriles para bicicletas, que son parte de la infraestructura de la ciudad que es de uso gratuito, que satura las juntas de distrito?

NOTICIA: Que el reglamento de tránsito no muerda su cartera

Ahí está el argumento de que si la ciudad piensa que los carriles para bicicletas son tan importantes y cruciales para la seguridad, ¿por qué no los instalaron antes de que los nuevos residentes más ricos se mudarán ahí? El ciclismo es mucho más popular en estos días, pero no es nada nuevo.

Adonia Lugo, un antropólogo de Los Ángeles que estudia la abogacía por el ciclismo, dice que la raíz del problema se remonta a una época antes de que los carriles para bicicletas entraran en el vernáculo común del urbanismo de los Estados Unidos. Por un lado, comenta, la propiedad de automóviles tiene un valor diferente para diferentes personas, en particular a lo largo de diversas líneas generacionales y socioeconómicas.

En aquella reunión en DC en octubre pasado, los defensores del ciclismo sugirieron que los feligreses tomaran el metro si los espacios para estacionarse son tan escasos.

El acceso a la movilidad es visto como un símbolo de estatus muy importante. Hay una realidad para una gran cantidad de personas en Estados Unidos que tenían que trabajar muy duro para tener acceso a dinero y comprar coches , mencionó Lugo. A veces las personas se sienten amenazadas cuando creen que un proyecto reducirá su acceso a la movilidad , añadió.

Cuando las bicicletas fueron inventadas en el siglo 19, eran vehículos caros y un modo de transporte que sólo los ricos usaban. Éstas se popularizaron en el siglo XX, pero perdieron su prestigio en tanto los coches se hicieron más frecuentes.

La gente cree que el ciclismo es o elitista o para [la gente de bajos recursos], y la gente no quiere asociarse con cualquiera de ellos, especialmente en un país en el que todos creemos que somos de clase media , detalló Lugo.

Hay un montón de ciclistas negros en el país, pero todavía se percibe como una actividad más frecuente entre los blancos. Las minorías de corredores son parte del rápido crecimiento de la población en bicicleta, pero según datos de usuarios de Capital Bikeshare muestran, por ejemplo, que sus usuarios son generalmente más jóvenes y mucho más blancos que la población total de la región.

OPINIÓN: Invalidez urbana

Lugo también dijo que algunos opositores de los carriles para bicicletas están preocupados de que tales vías se traduzcan en crecimiento económico, y por lo tanto en desplazamiento.

Según Lugo, estas preocupaciones no tienen fundamento, teniendo en cuenta que para hacer un llamado a los políticos, los ciclistas defensores han argumentado que los carriles para bicicletas estimulan el desarrollo económico, que puede significar la gentrificación. PeopleForBikes, una organización nacional de defensa del ciclismo dio a conocer un estudio titulado Carriles para bicicletas protegidos significan negocio , que muestra que los carriles para bicicletas atraen dinero a las ciudades mediante la atracción de jóvenes, empleadores creativos y hacen el comercio minorista más accesible para los viajeros.

Greg Billing, director ejecutivo de la Asociación de Ciclismo del Área de Washington (WABA), dijo que el carril para bicis que se propone en el barrio Shaw no se trata de atraer a nuevos ciclistas o el desarrollo de la zona. Gran parte de la zona de Shaw que es rica en historia afroamericana y es ahora considerada como uno de los barrios más de moda y más caros de la ciudad se ha remodelado y cuenta con un gran número de ciclistas que se desplazan por la calle.

Estos carriles para bicicletas propuestos proporcionarían una alternativa más segura para estos ciclistas, dijo.

Por su parte, Billing comentó que no le sorprende que el carril para bicis propuesto es controvertido. Cuando WABA promueve el ciclismo en las comunidades que no andan en bicicleta en grandes números, no se propone imponer un carril para bicis en el barrio. En cambio, Billing dice que WABA acoge talleres que explican los beneficios físicos y económicos de la bicicleta, conduce paseos vecinales y hospeda talleres para enseñar a las personas que no saben cómo andar en bicicleta.

Tenemos planes continuos, programas nuevos y una nueva extensión para construir algunos de estos puentes , dijo. Queremos el cambio en nuestras calles para ser incluyentes y para que cada uno sienta que la nueva infraestructura es para ellos, o que conocen a alguien que se beneficiarán de ellos , destacó.

United House of Prayer no quiso hacer comentarios.

Lesley Jones, una abuela que es un líder de Mujeres Negras Ciclistas una organización de D.C. que alienta a las mujeres de color a pedalear dijo que hacer que la gente pedalee es una cuestión de educación, no de raza.

Creo que parte del problema es que la gente en las comunidades más pobres, o las comunidades de color, piensa en una bicicleta como algo para los pobres. Eso es lo que sigo escuchando , dijo Jones. Quiero que todos anden en bicicleta , aseveró.

Perry Stein cubre los estados de Washington DC, Maryland y Virginia para The Washington Post.