El canciller canadiense François Philippe Champagne, anunció este domingo que escribió a su homólogo iraní, Mohammad Javad Zarif, para reiterar la solicitud de su país en la que se pide la intervención internacional en la recabación de información de las cajas negras del vuelo ucraniano derribado por Irán.

En la carta, informó el ministro a periodistas en el retiro del gabinete liberal en Winnipeg, solicitó que todos los países con víctimas en el percance tengan acceso a los datos de las cajas negras del avión de la aerolínea ucraniana en el que perecieron 176 pasajeros tras el lanzamiento de un misil por parte de las milicias iraníes, informó la cadena canadiense CBC.

El ministro aseguró en su carta que el país espera una respuesta al finalizar el día para tomar acciones en consecuencia, ya que las promesas del país del Medio Oriente no han coincidido con sus acciones, aseguró La Presse.

En el accidente aéreo 57 ciudadanos canadienses perecieron y a pesar de las promesas de Irán, se ha complicado la intervención de los investigadores canadienses a las pruebas que podrían mostrar un panorama completo sobre el derribo del aeroplano.

Este domingo el jefe de la investigación del derribo del avión de la Organización de Aviación Civil, Hassan Rezaeifar, aseguró que los expertos de su país abrieron las cajas negras para investigar su contenido y que, aunque se contempla enviar el contenido a Ucrania o Francia no se ha dilucidado el tema por completo hasta el momento, informó la agencia Irna.

Las autoridades admitieron que no cuentan con la tecnología necesaria para interpretar el contenido de las cajas negras, por lo que la opción francesa hasta ahora es la más viable, donde se podrán reunir los investigadores de otras nacionalidades.

El ocho de enero el avión fue derribado con un misil en Irán, después de ser confundido con un atentado en contra de Teherán en medio de las tensiones con Estados Unidos. En el ataque murieron ciudadanos iraníes, canadienses, ucranianos, afganos, suecos, británicos y alemanes.