Teherán. El avión de línea ucraniano con 176 personas a bordo, principalmente iraníes y canadienses, que se estrelló en la madrugada del miércoles en Irán poco después de despegar de Teherán, no tuvo sobrevivientes.

El incidente no tuvo conexión alguna con el problema entre Irán y Estados Unidos, y el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, exigió que se evite cualquier “especulación”.

El vuelo PS752 de Ukraine International Airlines había despegado a las 6:10 de la mañana del aeropuerto Imán Jomeini de Teherán rumbo al aeropuerto Boryspil de Kiev, pero desapareció de los radares minutos después.

Según la diplomacia ucraniana, a bordo del avión iban 82 iraníes, 63 canadienses, 10 suecos, cuatro afganos, tres británicos y 11 ucranianos, incluyendo a nueve miembros de la tripulación.

Canadá tiene una importante diáspora en Irán.