La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el martes un proyecto de ley presupuestario para evitar el repentino agotamiento de la financiación del gobierno el 30 de septiembre, conocido como "cierre", luego de que los demócratas llegaron a un acuerdo con la Casa Blanca y los republicanos.

El texto, que extiende el presupuesto hasta el 11 de diciembre, deberá ser adoptado por la Cámara de Senadores para ser finalmente promulgado por el presidente Donald Trump antes de que entre en vigencia.

"Hemos llegado a un acuerdo con los republicanos" en el Congreso, así como con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, "para agregar casi 8,000 millones de dólares en asistencia alimentaria muy necesaria para los escolares y las familias que pasan hambre", escribió en un comunicado Nancy Pelosi, presidente de la Cámara de Representantes.

"Para ayudar a los millones de familias que luchan por alimentarse durante la pandemia" de Covid-19, que provocó la muerte de 200,000 personas en Estados Unidos, el texto amplía un programa para ayudar a aquellos cuyos hijos suelen recibir comidas gratuitas o más baratas en la escuela, mientras que muchas escuelas estadounidenses permanecen cerradas.

Los republicanos habían rechazado un primer borrador de texto, argumentando que ignoraba las necesidades de los agricultores. Los demócratas moderados también estaban indignados por la falta de ayuda a los agricultores. En medio de la campaña por las elecciones parlamentarias, este punto fue crucial.

El nuevo texto incluye fondos para los agricultores, pero con una "mayor vigilancia" para garantizar que no se "utilicen indebidamente", dijo Pelosi.

En un Congreso profundamente dividido, la perspectiva de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre hizo poco probable que republicanos y demócratas llegaran a un acuerdo amplio sobre un nuevo presupuesto para 2021 antes de que finalice el año fiscal, el 30 de septiembre.

kg