La piratería marítima en el mundo cayó en 2014 a su nivel más bajo en ocho años, pero el secuestro de barco creció en medio de un aumento de ataques contra pequeños petroleros en las costas del sudeste asiático, informó un supervisor marítimo global.

El International Maritime Bureau (IMB) informó este miércoles que piratas secuestraron 21 barcos el año pasado y tomaron a 442 tripulantes como rehenes, frente a los 12 buques y 304 personas de 2013.

En todo el mundo se registraron 245 ataques de piratas, 44% menos con respecto al año anterior, añadió el supervisor, que explicó que los piratas somalíes fueron responsables de solo 11 ataques todos ellos frustrados mientras que en el sudeste asiático se localizaron 124 asaltos.

El director del IMB, Pottengal Mukundan, dijo que bandas de ladrones armados atacaron pequeños petroleros en el sudeste asiático por su carga, concretamente buscando petróleo para su posterior venta.

erp