Washington. A partir del día de hoy 25 de enero, todos los pasajeros que salgan de México hacia Estados Unidos deberán presentar una prueba de Covid-19 negativa realizada hasta tres días antes de intentar ingresar al país.

Adicionalmente, deberán quedar aislados entre siete y 10 días al llegar a Estados Unidos. Lo anterior fue plasmado por el presidente Joe Biden a través de una orden ejecutiva firmada la semana pasada.

La decisión no es discrecional ya que aplica a todos los viajeros no estadounidenses. Algo más, ayer, el presidente Biden firmó una nueva orden ejecutiva con la que prohíbe la entrada al país a todos los pasajeros que hayan estado recientemente en Sudáfrica por la existencia de una nueva cepa.

Con la decisión de ayer 25 de enero,, el presidente demócrata da un golpe en contra de la propagación del virus en su país, ya que también reimpuso la prohibición del ingreso a casi todos los viajeros no estadounidenses que hayan estado en Brasil, Reino Unido y 26 países de Europa que permiten los viajes a través de sus fronteras abiertas.

“Ante el empeoramiento de la pandemia y la propagación de más variantes contagiosas no es el momento de levantar las restricciones al viaje internacional”, indicó la portavoz de la Casa Blanca Jen Psaki a la prensa.

La variante sudafricana es 50% más contagiosa que la cepa normal y ha sido detectada en al menos 20 países.

EU también anunció que detectó el primer caso de variante brasileña de coronavirus.

El paciente, residente de la zona metropolitana de Minneapolis y Saint Paul conocida como Twin Cities, dio positivo a principios de enero y se le prescribió aislamiento, informó el Departamento de Salud.